Tuzobús, cinco años de controversia en servicio de transporte

436
Tuzobús

Pachuca.- Demandas, amparos, retiro de concesión, planes de rescate, mejora de unidades, nueva administración y retrasos, son algunas de las situaciones que ha enfrentado el Tuzobús a lo largo de cinco años en Pachuca, el cual es un lastre que la pasada administración heredó al actual gobierno.

El Sistema Integrado de Transporte Masivo Tuzobús (Sitmah) inició operaciones el 16 de agosto de 2015, a las 7 horas, con la salida de dos unidades en ambos sentidos de Téllez hacia el centro de Pachuca y viceversa. Cinco años después tiene nueva administradora, que a pesar de ser temporal, lleva más de ocho meses operándolo.

Desde su inicio, cientos de habitantes de diferentes colonias protestaron por la desaparición de las rutas convencionales, pero las manifestaciones fueron reprimidas por la Policía estatal del gobierno que encabezaba Francisco Olvera Ruiz y el sistema se quedó.

En septiembre de 2016, a días de iniciar su gestión, el gobernador Omar Fayad descartó la posibilidad de invertir recursos para una segunda troncal del Tuzobús, al reconocer que el modelo generó conflictos en la capital hidalguense. En diciembre anunció el primer plan de rescate para mejorar el sistema.

Para diciembre de 2017, la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) emitió la licitación para construir una estación en la central de autobuses, obra adjudicada por 16.6 millones de pesos, y fue hasta enero de 2019 que se entregó al Sitmah.

El 6 de febrero de 2019, la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) pondría en operación la nueva estación del Tuzobús y el servicio exprés T01, pero tras el incumplimiento de la empresa en la compra de cuatro unidades requeridas fue pospuesta.

Retiro de concesión y cambio de operadora
Después de irregularidades, incumplimientos y señalamientos, el 3 de junio, la Semot, a través del Sitmah, revocó la concesión T/SG/SITMAH/RITC1ZMP/OC-01/2014 y tomó la operación del Tuzobús, debido a que la empresa operadora Corredor Felipe Ángeles (CFA) SAPI de CV solo tuvo 61.6 por ciento de eficiencia por falta de conductores.

Tras la revocación del servicio, la Semot anunció otro plan de rescate del sistema de transporte que contempló tres etapas: contención, estabilización, y la mejora, con un costo estimado de 66 millones de pesos.

La empresa presentó un amparo contra el gobierno, por lo que el 3 de julio, el juez concedió la suspensión provisional para que el Sitmah dejara de ejecutar la revocación de la concesión, hasta resolverse el asunto y la operación del Tuzobús regresó a CFA; no obstante, el 9 del mismo mes, el juez negó a la exoperadora la suspensión definitiva de la revocación, y el manejo del servicio regresó al administración estatal.

El 14 de agosto, tras siete meses de retraso, el gobierno del estado inauguró la estación Central de Autobuses del Tuzobús y puso en marcha la operación de la línea exprés T-01, para lo cual adquirió 20 unidades nuevas con un costo de 32 millones de pesos.

A finales de 2019, el 2 de diciembre la Semot informó que asignó la operación y administración del Sistema Tuzobús a Vanguardia y Cambio SA de CV, mediante un contrato de prestación de servicios de manera temporal, en el que la empresa asumió la responsabilidad jurídica y laboral de los trabajadores.

Demandas y pandemia en 2020

En febrero de este año, operadores del Tuzobús denunciaron despidos injustificados, explotación laboral, violación a derechos humanos y hostigamiento por parte de la operadora Vanguardia y Cambio; no obstante el titular de Semot José Luis Guevara indicó que eran falsas dichas quejas e hizo una audiencia con los trabajadores para atender sus inquietudes.

Para finales de ese mes, la empresa Vanguardia y Cambio acumulaba al menos seis procedimientos en la junta local de conciliación y arbitraje, en su mayoría por despido injustificado de operadores.

De marzo a la fecha, debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) las unidades del Tuzobús deben trasladarse al 50 por ciento de su capacidad para prevenir la propagación del virus, y el Sitmah debe desinfectar diariamente el servicio, sin embargo, aunque la entidad continúa con alerta máxima, debido a la alta movilidad, hay días y horarios en los que el sistema rebasa la afluencia permitida.

Comentarios