El Senado aprobó ayer un exhorto para pedir al gobierno estatal que analice un programa que permita el ingreso gratuito a estudiantes, personas con discapacidad y adultos mayores al sistema de transporte Tuzobús. La propuesta, presentada por el senador perredista Isidro Pedraza busca, además de que tales grupos vulnerables puedan trasladarse de manera eficiente, rápida y confiable, que la demanda del Tuzobús crezca. Recordemos que el Tuzobús no ha alcanzado la demanda esperada para que sea rentable. A principios de agosto, el aún director del Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (Sitmah) Luis Gallego Hernández reveló que desde abril el gobierno del estado subsidia con dos pesos y 60 centavos cada uno de los 104 mil viajes del Tuzobús. Esto significa un gasto de 270 mil pesos diarios y un promedio de 8 millones de pesos mensuales. Según el exgobernador Francisco Olvera, en agosto el Tuzobús tenía 15 mil viajes menos de lo previsto por día, es decir, su demanda estaba lejos de lo calculado. El exhorto aprobado ayer por el Senado implicaría consecuencias económicas serias que deben ser analizadas con cuidado. Si el mes pasado era necesario un subsidio de 270 mil pesos diarios para el Tuzobús, ¿a cuánto ascendería el nuevo subsidio? No obstante, como dice la propuesta, también podría traer efectos positivos que le ayuden a subir su insuficiente demanda. De filón. Filiberto Hernández, exalcalde de Mineral de la Reforma, reapareció ayer durante el acto de entrega-recepción con el edil entrante Raúl Camacho Baños; cuando los reporteros le preguntaron sobre los distintos adeudos no reconocidos ni pagados, Filiberto Hernández simplemente no se detuvo, siguió su camino y apenas balbuceó un par de respuestas. Sobre los demás temas, nos quedamos desorientados.

Comentarios