Nuevamente, un juez de distrito en Hidalgo regresó el control del Tuzobús al Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (Sitmah) hasta en tanto concluya el litigio en que se encuentra envuelto. Esta noticia, tanto para operadores como para usuarios, así como para el gobierno estatal, cayó bien, pues el regreso del sistema de transporte a manos de la empresa Corredor Felipe Ángeles (CFA) sería tanto como dejar la iglesia en manos de Lutero. Así se deduce tras escuchar testimonios de operadores, quienes lamentaron que un juez haya devuelto la operación del Tuzobús a CFA el 3 de julio, pues juzgaron que su situación laboral lejos de mejorar empeoraría. Una vez en manos del Sitmah, informó ayer el secretario del ramo José Luis Guevara, las acciones para rescatar al Tuzobús continuarán. No obstante, el proceso judicial sigue abierto y el 29 de julio se tiene prevista una audiencia constitucional para que, ahora sí, el entuerto quede resuelto. Ojalá que para bien de los pachuqueños, el juez a cargo tome la mejor decisión. Lo que está en juego no es poca cosa: es el principal proyecto de movilidad, no solo para la pasada administración, sino para la actual. Ya veremos. De filón. Luz Estela Silva Castellanos, coordinadora estatal de prevención y atención a la violencia e igualdad de género en salud, explicó en entrevista que la práctica de interrumpir el embarazo en mujeres hidalguenses no es nueva para la Secretaría de Salud estatal (SSH), debido a que ya se hace bajo el marco de las actuales causales. Es decir, no hay nada de qué temer si avanza la actual reforma, que hoy se encuentra en análisis.

Comentarios