En una época tan controversial, donde todo el planeta es afectado por las crisis sanitaria, política, económica y social, donde la violencia florece en todas sus dimensiones, en un contexto caracterizado por el permante, incremental y disruptivo desarrollo tecno-científico, que coloca a la humanidad en el filo de la navaja, dado que puede derivar en una sociedad mas justa y más humana, pero también en una sociedad distópica, injusta, cruel y depredadora.

¿Cual será el futuro? Conocer el futuro es una inquietud natural de la espacie humana, los adivinos pretenden saberlo, pero algunos personajes con talento, como Ray Badbury, Isaac Asimov, Aldous Huxley y otros que han escrito sobre ciencia ficción, más que predecir el futuro tratan de prevenirnos, pero al igual que a Cassandra cuando advirtió sobre el caballo de Troya no fueron escuchados.

Yuval Noah Harari vaticinó “lo que nos diferencia a los homo sapiens del resto de los homínidos es la capacidad de creer en cosas que solo existen en nuestra imaginación”, nos puede llevar a identificar la realidad o a construir mitos que nos pueden esclavizar.

Los libros son crisol de herramientas cognitivas cuya aplicación está en función de nuestra claridad mental, capacidad de análisis, objetividad y ética; las obras como Yo Robot y Crónicas Marcianas que se publicaron en 1950, 1984 salió a la luz en 1949, Un mundo felíz en 1932, y el filme Fahrenheit 451 se exhibió en 1966; en esas obras se habló de viajes interplanetarios, estaciones espaciales, de plantallas planas, mucho antes de que salieran al mercado, de la cibervigilancia, con el gran el hermano de Orwell, todos ellos son textos que dieron visión a un futuro, que hoy forma parte de nuestra vida cotidiana.

Ray Bradbury, por su condición precaria, nunca pudo matricularse en ninguna universidad, pero pasaba horas leyendo en sus biliotecas, fue así como desarrolló su talento visionario.

Vivimos una era tecnológica, los conflictos geopolíticos son en esencia tecnológicos, hoy la Inteligencia Artificial es el eje transversal de todo el desarrollo tecnológico, su aplicación se observa en todas las actividades humanas, China la declaró como la columna vertebral de su desarrollo industrial.

A través de la Feria Universitaria del Libro en su edición 33, de manera tácita la UAEH, propone que mediante el conocimiento, la creatividad, la I+D+i, se impulse la búsqueda de alternativas para construir una sociedad inteligente a nivel estatal y nacional, los libros son material valioso que alimentan la imaginación y la creatividad.

En esta ocasión, la FUL 33 será virtual, salvo algunas actividades que por su relevancia se realizarán en vivo, el despliegue tecnológico requirió de expertos desarrolladores, integrando un equipo de alto desempeño, quienes interpretando fielmente los lineamientos visionarios tanto del presidente del Patronato Gerardo Sosa Castelán como del Rector Adolfo Pontigo Loyola, diseñaron un programa bajo la coordinación de Marco Antonio Alfaro Morales, presidente de la FUL 33, la diestra ejecución liderada por Citlali Monzalvo.

El país visitante es Rusia, su cultura y su gran despliegue tecnológico; se eligió como tema central a la “Inteligencia artificial”, dado que es la tecnología que dará forma al futuro inmediato a la sociedad global, Vladimir Putin declaró “Aquel país que consiga liderar el desarrollo de la Inteligencia Artificial será el amo del mundo”.

La competencia internacional está abierta, China presentó en 2017 su Plan de desarrollo de Inteligencia Artificial de próxima generación, a través del cual lograrán en 2030 que su industria alcance un valor de un Billón de yuanes o sea 315 billones de pesos mexicanos.

A pesar de la indiferencia de Trump a la Inteligencia Artificial, en Silicon Valley están grandes consorcios tecnológicos que representan un baluarte en ésta tecnología, IBM y Google enfrascados por lograr la hegemonía en cómputo cuántico, para el manejo de grandes volúmenes de información, en cuya construcción se aplican dos algoritmos: el algoritmo de temple cuántico y el algoritmo de Shor, o sea inteligencia artificial. ¿Estimado lector usted vería mal que en México se legislara la creación de un Centro Nacional de Inteligencia Artificial? Yo no. No se pierda la FUL 33 será una experiencia virtual inolvidable.

Comentarios