UAEH, al rescate de la herencia cultural

886
editorial

La responsabilidad social de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no se circunscribe a la dinámica educativa, su compromiso va más allá de las aulas. Vastas son las actividades que emprende la institución para recordar la identidad del pueblo hidalguense. Este fin de semana tuvo lugar en Atotonilco de Tula el 10 Festival del Pulque. Un encuentro que promueve el cuidado del maguey, planta en peligro de extinción, el consumo responsable del llamado néctar de los dioses y la revalorización de un legado histórico. El Patronato de la máxima casa de estudios acompañó la organización del evento, al que se dieron cita este 19 y 20 de noviembre cientos de personas interesadas en conocer el pasado y cultivar el futuro de la milenaria bebida. La localidad Ocampo fue el marco para la expresión de diversas manifestaciones artísticas, culturales y académicas. Fue ahí donde la Organización de Tlachiqueras y Tlachiqueros Recuperando el Maguey y el Pulque encontró en la UAEH el cobijo para continuar la tradición. Pero esta no es la primera vez que la universidad y su Patronato se suman a una causa sociocultural. En septiembre se realizó con creces el quinto Festival del Hongo en Acaxochitlán, en ese marco el presidente del Patronato universitario Gerardo Sosa Castelán manifestó que todo aquello que traiga consigo reforzar las tradiciones debe apoyarse. En esa ocasión la representante de los médicos tradicionales del municipio María de los Remedios Vargas entregó el Bastón de Mando a Sosa Castelán, un distintivo que se confiere cada año a personajes cuyo trabajo fortalece y enaltece a los pueblos indígenas del estado y el país. No menos importante resultó la 12 edición de Sanctoarte en el pueblo mágico de Mineral del Monte con la participación activa de la comunidad del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. El ritual de Día de Muertos trae de regreso por unas horas a las almas que se adelantaron en el camino. La cultura en su máxima expresión presentada por jóvenes que convirtieron al IA en un verdadero campo de las artes. También en octubre, el segundo Festival Nacional de Danza arribó a la UAEH junto con el primer Concurso Nacional de Huapango, y qué decir del primer Festival de Música de Cámara, entre muchas otras actividades que tienen como objetivo rescatar nuestra riqueza cultural. Enhorabuena por autoridades y habitantes de Atotonilco de Tula que confiaron en la universidad de todos los hidalguenses para continuar un año más con el enriquecimiento de la fiesta del pulque. De filón. La conectividad a Internet en la totalidad de escuelas de nivel básico en la entidad es una utopía, tanto como el uso de la fibra óptica de la CFE que prometió aquel que gobernó no hace mucho.

Comentarios