Cada comienzo de temporada es muy emocionante; jugadores, entrenadores y aficionados comienzan a ilusionarse por la posibilidad que su equipo llegue a la postemporada. Se nos fueron tres grandes: Manning, Calvin Megatron Johnson y Marshawn Lynch, contribuyendo a que esta campaña no haya un claro favorito, la incertidumbre ronda en la mente de todos porque este año muchos podrían dar la sorpresa.
Y hablando de sorpresas, el juego del jueves marcó lo que podría ser la pauta para esta temporada. Los campeones defensores presentaron un cuadro renovado, y no por estrellas sino por jugadores novatos. Si bien Siemian, flamante sucesor de Peyton Manning, ya había jugado unos minutos, en esta, su temporada de debut, será también la temporada de defensa del campeonato obtenido por su escuadra el año pasado.
En situaciones similares estarán Filadelfia y Dallas. Filadelfia sigue en busca de quién pueda tomar los controles dentro del campo, mientras que Dallas, por necesidad apostará por la maravilla de la pretemporada, Dak Prescott, quien ante la lesión de Tony Romo tiene una oportunidad de oro.
El hecho de que haya tantos novatos que harán su presentación, ya sea desde un principio o a media temporada, ha ayudado a que se especule demasiado sobre qué equipo podría llevarse el Lombardi de este año, pero no podemos olvidar a los siempre favoritos. Aunque no me guste aceptarlo, patriotas se cuece aparte, al grado que pareciera que están tomando la suspensión de Brady como un “vamos a darles cuatro juegues de ventaja” y esto sin menospreciar a Garoppolo, un excelente core, pero no es Tom Brady.
¿Qué esperar entonces? Lo que siempre esperamos cada año, golpes, Odell Beckham y su magia, además de un toque de las situaciones más ilógicas que solo la NFL nos puede brindar. La temporada está en marcha, desempolvemos banderas y disfrutemos, porque este es el año en el que la NFL regresa a México.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios