Las estaciones de la vida (Spring, summer, fall, winter… and spring) es una película del director coreano Kim Ki-Duk, de 2003, que muestra aspectos de la filosofía budista.

Con la estructura del nombre en inglés, el cineasta realiza una metáfora sobre la vida de un ser humano que transita por diversas etapas, desde la niñez hasta el reencuentro con la inocencia, y de esa forma la reconstrucción del ser. Así, se narra la vida biológica, social, mental y espiritual de un individuo.

Primavera, el inicio de la película y el comienzo de nuestra tarea reflexiva:
Se abre una puerta y al fondo vemos una cabaña flotando sobre un lago, la cual está habitada por un hombre casi anciano (un monje) y un pequeño niño. La niñez también es significada por una mascota, en ese momento un gato. Ambos viven en aislamiento que no es lo mismo que en soledad.

En la primavera vemos al ser en formación experimentando el sadismo, la violencia, el dolor ajeno. Sí, un niño que dentro de su naturaleza humana encuentra el placer “jugando” con la vida de otros seres vivientes.

¿Por qué el ser humano es capaz de dañar a alguien? Cuando he llegado a preguntar eso a algunas personas, regularmente me responden: “Porque puedo y porque quiero”. Entonces, ¿cuál es la naturaleza del hombre?
¿El humano es capaz aprender el valor de la vida, del respeto y del amor?
¿Cuándo el hombre puede volver un ser compasivo?
Aquí es vital la presencia de la guía, del conocimiento y de la experiencia.

Diálogo entre el infante y el maestro:
-Maestro, tengo una piedra en la espalda, quítamela por favor.

-¿Te atormenta?

-Sí, maestro.

-¿No es lo que le hiciste al pez?

-Sí, maestro.

-¿No es lo que le hiciste a la rana?

-Sí, maestro.

-¿No es lo que le hiciste a la víbora?

-Sí, maestro.

-Levántate, camina.

-No puedo caminar. Pesa demasiado.

-¿Cómo crees que lo soportaron el pez, la rana y la víbora?

-Estuvo mal hacerlo.

-Busca a los animales y libéralos de las piedras. Después te liberaré a ti. Pero si alguno de los animales, el pez, la rana o la víbora está muerto… llevarás la piedra en tu corazón el resto de tu vida.

¿Cómo podemos entender el acto compasivo? Tal vez cuando hayamos sentido el tormento del otro. ¿Cuántas piedras cargamos a lo largo de nuestra vida? La liberación será la misión del ser humano o solo es un medio para encontrar…

Continuará…

Comentarios