Nuestra maxima casa de estudios, la UAEH, es un puente tendido hacia el futuro, forma parte de la historia contemporánea de nuestro estado y país, por ello va generando conocimiento y bienestar a la sociedad dando pasos firmes hacia el futuro; nació por un acto de generosidad con aspiraciones bien acotadas y que acabó por convertirse en un ejemplo para nuestra entidad.

Con trabajo arduo, empeño, ahínco y perseverancia se fincaron los cimientos, realizando trabajo permanentemente de tipo académico, científico y tecnológico, con el cual emergieron nuevos centros de investigación y fueron fortalecidos por sus cuerpos académicos consolidados. Y creció una comunidad universitaria de las más importantes del país. Todo ese enorme trabajo se desprende de la visión y planeación estratégica de las autoridades universitarias, así como sus rectores quienes a través de sus historias han fortalecido a nuestra alma mater; y cabe mencionar de manera particular la gestión del entonces rector Gerardo Sosa Castelán, quien tuvo la facultad de organizar, planificar y estructurar proyectos muy importantes que fueron financiados con recursos propios, estatales y federales. Con ello, fue sumando a grandes investigadores (muchos de ellos egresados de la propia UAEH) que asumieron con entusiasmo la responsabilidad de crear, fortalecer y llevar a la excelencia el plan rector previamente establecido.

Por ello, el estatus de excelencia académica que en la actualidad goza la UAEH, no es casual, se debe a un trabajo bien dirigido, permanente y coordinado, que proporciona la madurez de la experiencia, de forma excelente y bien representado por el liderazgo nacional del rector Adolfo Pontigo Loyola.

Por otro lado, en lo referente a excelencia académica, causa beneplácito que recientemente la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo entregó medallas y reconocimientos al Mérito Académico a 171 galardonados que obtuvieron el mayor promedio de su generación de nivel bachillerato, licenciatura, maestría y doctorado.

Entre tanto, el rector Adolfo Pontigo Loyola mencionó: “Ustedes dan testimonio, con sus resultados, de la grandeza de esta institución, recuerden que tienen una responsabilidad con millones de personas que no tuvieron ni tendrán la misma oportunidad que ustedes, de acreditarse como profesionales avalados por una institución, hoy, de dimensiones internacionales; una universidad ubicada en el escenario de las mil 200 más reconocidas en el planeta; una universidad que de las 197 que aglutina la ANUIES, está entre las 17 que tienen indicadores internacionales ocupando la quinta posición”.

Asimismo, el rector Pontigo agregó: “Es preciso sostener en la memoria el firme y desafiante camino de la Autónoma de Hidalgo con la finalidad de alcanzar los peldaños de la grandeza de la cual goza en la actualidad”.

Finalmente, el rector Pontigo Loyola mencionó que: “La educación superior es la piedra angular del destino de la nación, por lo que confió en los estudiantes, académicos y administrativos de la UAEH para abonar al progreso del país, al mismo tiempo, que persigan sus sueños sin dejarse corromper nunca por bienes intrascendentes.

Comentarios