Un sueño cumplido

238
sueño cumplido

BRENDA VALENCIA PÉREZ
Licenciatura en comercio exterior

“Creo que hoy Praga es la ciudad más bella del mundo. Ya que tuve la mala suerte de no haber nacido en Praga, al menos quiero darme el lujo de morir aquí”
Pavel Kohout

Cuando llegas de intercambio a un nuevo país, con un idioma completamente distinto, una diferencia de horario de ocho horas y con costumbres totalmente diferentes a las tuyas, lo único que puedes pensar es ¿qué hice?, y sí, lo primero que piensas es que probablemente estuvo mal irte y que quizá no te irá tan bien como pensabas, pero también te pasa por la mente que no quieres defraudar a las personas que confiaron en ti y te apoyaron para que llegaras hasta ese país.

Sin embargo, conforme pasan los días te das cuenta que no es tan difícil adaptarte, agarras un ritmo, te familiarizas con las personas que viven ahí, así como los estudiantes que también se encuentran de intercambio, y es ahí cuando te das cuenta que fue una de las mejores decisiones de tu vida.

El vivir en Zlin e ir a la universidad de Tomas Bata me hizo cambiar. Vivir en una ciudad tan pequeña con poca población te hace darte cuenta de cómo es que las culturas y costumbres son tan distintas, valorar lo bueno que tiene tu país y reconocer las deficiencias que tiene. Te hace apreciar tanto México y aprendes que debes de cambiar ciertas actitudes para poder ayudar a tu país y contribuir a que este mejore.

El estar ahí te hace valorar los mejores momentos con tus amigos, experiencias tan simples como una barbacoa te hacen notar que hasta cocinar es distinto, o bien una plática en la noche en el parque mientras escuchas música que probablemente no entiendes porque es un idioma completamente distinto.

El vivir en República Checa, un país donde el invierno es duro y la primavera es muy calurosa, fue increíble, pues pude comparar dos países donde todo es tan diferente.

El irte de movilidad y viajar por el mundo es incomparable, el vivir cada ciudad como estudiante y no como turista te hace conocer más a fondo los países y te hace crecer como persona; no es fácil tomar una decisión de cambiar tu vida seis meses, pero es una experiencia que todos deberíamos vivir, aunque sea solo una vez.

Los amigos que haces durante el intercambio impactan en ti y hacen que seas una mejor persona, con mejores conocimientos y más habilidades para contribuir al mundo.
El cursar un semestre en la universidad de Tomas Bata y conocer un país tan hermoso como lo es República Checa ha sido una de las mejores experiencias de mi vida hasta hoy.

sueño cumplido

Cursar un semestre en la Universidad de Tomas Bata y conocer un país tan hermoso ha sido una de las mejores experiencias de mi vida hasta hoy

Comentarios