Inicio Política Un tiempecito para Anaya

Un tiempecito para Anaya

311

En un salón al sur de Pachuca llegaron alcaldes, diputados y cuadros de los partidos PAN, PRD y MC

Pachuca.-

Panistas, perredistas y uno que otro naranja, la creme de la creme en oposición hidalguense, acudieron puntuales al llamado de Ricardo Anaya, precandidato a la presidencia de México por el frente en su visita a la ciudad de los vientos, donde buscó el apoyo de los militantes.

Como pasarela, a un salón al sur de Pachuca, luego que les cancelaran en otros dos, llegaron alcaldes, diputados y cuadros de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y solitarios de Movimiento Ciudadano (MC) quienes no rompieron a nivel federal y se dieron un tiempecito para acudir al llamado del precandidato.

También llegaron camiones, como buen evento político, con militantes de las localidades más alejadas de Hidalgo, asimismo dos pequeñas bandas de viento y unos norteños armonizaban sus instrumentos para tocar las fanfarrias e interrumpir al político.

Con los medios, Anaya Cortés hizo mofa de las precampañas de sus contrincantes, las cuales están, según él, estancadas (AMLO) y en picada (Meade).
Saltó al ruedo, volaron papelitos azules y amarrillos, la banda rompió el silencio y entre porras, vítores y banderas de los tres partidos, Anaya despotricó contra el Partido de la Revolución Instituconal (PRI) y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Argumentó a alcaldes, entre ellos Yolanda Tellería, Raúl Camacho y Erick Marte, así como a diputados como Simey Olvera y Luis Baños Gómez la necesidad de sacar al tricolor del poder, a quien culpó por el año más violento del país en los últimos dos décadas.

Dijo a la muchedumbre y a dirigentes partidistas, como Juan Bravo Sánchez del sol azteca, Asael Hernández de los blanquiazules y Damián Sosa Castelán del Movimiento Naranja, que se bajarán el sueldo pero de una manera considerable.

Saludó a quienes se incorporaban y a políticos de abolengo como Francisco Javier y José Guadarrama; recalcó que la gasolina pronto se utilizará menos por los autos eléctricos, por lo que no son viables otras seis refinerías.

Atentos, actores como el senador Isidro Pedraza escucharon como Anaya castigará sin venganza la corrupción y que los gobiernos panistas incrementan los recursos hasta en 200 por ciento donde gobiernan.

Al final todos parecieron convencidos, pues al terminar el evento no dejaron de ovacionarlo y acudieron a la tradicional foto con las manos hacia arriba, en señal de que valió la pena el tiempecito para Anaya.

Los militantes volvieron a sus autos o camiones, las luces se apagaron y los más fotografiados fueron Yoli, la alcaldesa; Marisol Vargas, la diputada federal, y el cantante Francisco Javier Berganza.

Comentarios