Hija de Gea y Urano, para los antiguos griegos, Mnemósine representaba la personificación de la memoria.

Delante de la imagen del Museo Nacional de Brasil, siendo consumido lentamente por las llamas de un incendio en septiembre de 2018, y de la Catedral de Notre Dame en París, Francia, pasando por el mismo tipo de siniestro en abril de 2019, cuestionarse sobre la importancia que damos a nuestra historia y a la preservación de su memoria fue –para muchos– inevitable.

Frecuentemente, sobre todo en época de elecciones, es muy común escuchar que la memoria colectiva nos “falla” al momento de recordar los hechos por los que determinados candidatos no deberían llegar al poder haciendo que estos logren mandatos a veces catastróficos para toda una nación.

¿Qué queremos recordar? ¿Qué queremos olvidar? La memoria es un tema que ha inspirado a muchos artistas en las últimas décadas. En Nostalghia, de Andréi Tarkovski, las escenas que dan nombre a la película suscitan los recuerdos de la patria, la añoranza de los tiempos vividos en una tierra que nos pertenecerá mientras mantengamos encendida la memoria de los olores, de los sonidos, de los lugares y de los seres que amamos y que nos unen a ella.

En Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, el personaje de Joel, interpretado por Jim Carrey, quiere, literalmente, borrar a Clementine (Kate Winslet) de su cabeza, como si arrancara de golpe las páginas de un libro que ya no quiere leer. ¿Y qué decir de la reciente Coco y su canción “Recuérdame”, mostrando para el mundo la importancia y la sensibilidad con la que México arrulla a sus muertos?
La patria, el amor, la infancia, los que ya se fueron… La memoria puede significar vida y quizá la ilusión de una posible eternidad mientras que el deseo de borrarla significa justo lo opuesto: muerte, fin, una oportunidad de sanar las heridas del cuerpo y del alma para seguir construyendo una historia que tal vez sí desearemos preservar.

En una producción México/Estados Unidos (EU), el guitarrista y compositor Carlos Morales y los artistas escénicos Edna Rodríguez, Beatriz Valdés, Gabriela Montero, Iván Carballo y Paola Palacios llevarán al escenario del foro Doble Nueve el viernes 24 de enero, Mnemosyne, un concierto multidisciplinario en vivo creado a partir del disco lanzado en marzo de 2019, a través de la disquera Lost Tribe Sound de Michigan, Missouri, EU.

En el espectáculo, la diosa Mnemósine y sus musas viajarán a través del mundo de los recuerdos, deseos y sentimientos por medio de la música y del movimiento invitando al espectador a dejarse llevar con ellas.

Latinoamérica se caracteriza por su historial de desapariciones, secuestros, desaparecidos políticos, trata de personas. “Exilio”, “vestigios”, “lugar de los hechos”, “archivo” y “43” son palabras o expresiones presentes en nuestra realidad ya que aquí, un tanto o cuanto lejos de Grecia, Mnemósine, la diosa de la memoria, pareciera andar de lado a lado con Temis, la diosa de la justicia.

Mnemosyne
Viernes 24 de enero
20 horas
Foro Doble Nueve

Comentarios