Una experiencia inolvidable

251
TESTIMONIO

Diana Sarahí González Morales
Universidad de Tomas Bata, República Checa

Para mí, República Checa es uno de los lugares más mágicos y bonitos del mundo, así que cuando se me presentó la oportunidad de regresar a ese país no lo dudé, primero porque nosotros como estudiantes tenemos muchas oportunidades y hay que aprovecharlas al máximo, así que decidí que el último semestre de mi carrera quería terminarlo en el extranjero; segundo, porque es un país barato y seguro actualmente, a comparación de otros países de Europa y mi objetivo era conocer, aprender y viajar más. Así que al darme cuenta que cumplía con todos los requisitos, con el apoyo de la dirección de relaciones internacionales, principalmente del director Rafael Cravioto, quien me dio esta oportunidad y me brindó su apoyo y confianza en todo momento, emprendí esta nueva aventura.
Mi destino esta vez fue Zlín, República Checa, una ciudad pequeña pero bonita, con un ambiente estudiantil muy agradable y seguro. A mi llegada me recibió una estudiante checa del programa de Buddy System, una organización que se encarga de ayudar a los estudiantes de intercambio durante todos los trámites de alojamiento, llegada y todas las dudas que surjan; esta persona fue de gran ayuda, ya que me mostró dónde se encontraba la residencia donde iba a vivir, mi facultad, los supermercados y todos los sitios de interés.
La Universidad de Tomas Bata es realmente buena, con instalaciones modernas y limpias; los docentes son muy compresivos y brindan su apoyo en cada momento. Yo cursé asignaturas de negocios internacionales, marketing internacional, gestión de proyectos, entre otras, las cuales me dieron la oportunidad de ampliar mis conocimientos y ver de una manera diferente la forma de hacer negocios en Europa central, así como las aportaciones de compañeros de distintos países y los diferentes puntos de vista que cada uno tenía.
Asimismo, practiqué y mejoré mi nivel de inglés, poniéndolo en práctica día a día con mis compañeros, amigos y en cada curso.
El ambiente estudiantil es increíble, conoces personas de todas partes del mundo, con quienes desarrollas amistades y recuerdos muy lindos, aprendes un poco de cada cultura, gastronomía y adquieres conocimientos que te ayudarán tanto en la vida cotidiana como profesional.
Hacer una movilidad internacional es una experiencia inolvidable que te ayuda a ver el mundo con otros ojos, conocer personas que de pronto se convierten en tu familia y apreciar en cada momento lo que tienes, así como proponerte nuevas metas y objetivos día a día y poner el nombre de México en alto.

Dicen que uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida”

Comentarios