El conflicto que vive la empresa que opera el Tuzobús y el propio sistema de transporte tomó una nueva ruta ayer. Resulta que mediante una asamblea ordinaria fue electo un nuevo consejo de administración de Corredor Felipe Ángeles SAPI, que hasta ayer estaba presidido por Joaquín Gutiérrez García y miembros de su familia. El nuevo presidente del consejo será Catarino Zúñiga Hernández, quien fue electo por mayoría: 262 votos de un total de 501. El propio Gutiérrez, en entrevista con este diario, advirtió que la elección no fue válida, pues hubo muchas irregularidades y anunció que apelará legalmente para revocar la decisión. La asamblea se da en un momento que levanta muchas suspicacias. Recordemos que a finales de marzo Gutiérrez ofreció una entrevista a este diario, junto con accionistas de Corredor Felipe Ángeles, en la que denunció un adeudo de 70 millones de pesos por parte del gobierno del estado luego de que hubo una reducción del subsidio que aportaba para la operación del Tuzobús. Eso porque, recordemos, el sistema de transporte aún no logra ser rentable, pues en el proyecto se calculó una demanda de entre 110 y 120 mil pasajeros diarios cuando en realidad solo viajan 80 mil. ¿La llegada de Catarino Zúñiga al consejo de administración de Corredor Felipe Ángeles supone una estrategia para que el gobierno tome el control de la operadora? Luego de que Corredor Felipe Ángeles se volvió un dolor de muelas permanente para el gobierno estatal con Gutiérrez al frente, no parece descabellado pensarlo. De filón. A Cipriano Charrez Pedraza le llegó su día cero. Ayer, la Cámara de Diputados federal se erigió como jurado de procedencia y aprobó su desafuero. Incluso, él mismo votó a favor de que le fuera retirado su fuero, pues dijo no tener miedo de enfrentar a la justicia. Sus detractores, por lo pronto, se quedaron con las ganas de verlo resistirse a lo inevitable.

Comentarios