Una odisea encontrar gasolina

305

Pachuca.-Encontrar gasolina en la capital hidalguense es una odisea, pues el abasto del energético aún es intermitente en todas las estaciones de servicio. Las pipas para dotar el hoy “vital líquido” están llegando prácticamente de noche a contadas gasolineras, en donde a la brevedad se forman largas filas de consumidores en espera de cargar.

Algunos pasan ahí la noche o llegan de madrugada; autos y garrafones se han vuelto parte del paisaje cotidiano en las estaciones de servicio.

Lo que es un hecho es que prácticamente no hay gasolina en ningún lado y donde es posible comprarla la venta está limitada a 200 pesos.

Las filas frente a las estaciones abiertas “dan vuelta” hasta por tres cuadras o avenidas completas y los más aventurados están dispuestos a hacerlas.

Otros ciudadanos han preferido parar sus autos en espera de que el abasto se regularice.

En la estación de servicio Mobil localizada en las inmediaciones de Téllez, la gasolina llegó en punto de las 20 horas; sin embargo, las filas de autos eran largas sobre la carretera México-Pachuca y a la inversa con dirección a los fraccionamientos aledaños. El panorama se repitió en las gasolineras de Quinta Bonita y La Providencia.

En tanto, en la estación de servicio Ludlow, localizada en avenida Madero, la fila para cargar combustible llegó hasta el parque Hidalgo.

Entre ciudadanos, vía redes sociales, circulaba información sobre los puntos de venta en los que había energético.

Así se vive el panorama del desabasto de gasolina en la ciudad, derivado de la medida de combate a la venta de combustible ilegal, emprendida por el gobierno federal.

Comentarios