La semana seis de la NFL está en marcha, la sorpresiva derrota de Broncos frente a Cargadores marcó el inicio de una semana que podría traer más victorias inesperadas, quién sabe, en una de esas hasta los Browns obtienen su primera victoria, pero lo más interesante será ver si Minnesota mantiene el invicto.
En un equipo, si tu mariscal de campo se lesiona podrías decir que vas a tener una campaña muy complicada pero que se puede rescatar, por ejemplo Dallas. Si además de tu mariscal pierdes a tu corredor estelar, entonces podrías estar diciéndole adiós a tus aspiraciones, ahora si además tu mejor receptor se lesiona, estas perdido, ¿no? Pues Minnesota está demostrando que aun con todas esas carencias son el mejor equipo de la liga y van invictos.
Las lesiones de Terry Bridgewater y de Adrian Peterson fueron devastadoras, pero sorpresivamente, el cambio que hicieran con Filadelfia para traerse a Sam Bradford ha rendido frutos. Probablemente estamos viendo la mejor versión de Bradford pareciera como si el muchacho no se hubiera roto los ligamentos de la rodilla dos veces. Si le sumamos a esto el excelente trabajo que ha hecho la defensiva secando equipos como Green Bay y Carolina ha logrado que muchos se emocionen, podríamos estar hablando de uno de los favoritos para llegar al Super Bowl.
Y hablando de favoritos, el espectáculo que trae Pittsburgh es de resaltarse, esta semana enfrentan a unos alicaídos Dolphins que simplemente no encuentran la suya, Big Ben y Le’von Bell explotarán la mala cobertura que tiene la defensiva secundaria de Miami, Sammie Coates y Antonio Brown tienen la mesa puesta para un festín.
Y finalmente, no nos cansamos de hablar de Dak Prescott, es una pena que Jerry Jones haya dicho que el equipo es y será de Tony Romo pero, si llegan a ganar en Lambeau field rompiéndole a Green Bay su récord de victorias consecutivas, cuidado, él y Ezekiel Elliot están en plan grande. No se pierdan estos encuentros.

Comentarios