Una visita anticipada de los Reyes Magos

419
Reyes Magos

Pachuca.- Una sonrisa es el gesto de agradecimiento con que niñas y niños de todas las edades reciben de manos de funcionarios los juguetes que, a través del ayuntamiento capitalino, los Reyes Magos hicieron llegar de manera anticipada a la explanada del Reloj monumental.

Aún no es la noche esperada en que Melchor, Gaspar y Baltasar bajan de su estrella para repartir regalos a los más pequeños, que todo el año hicieron méritos para recibir un presente; sin embargo, una parada repentina de los Reyes por el centro de Pachuca siembra alegría en una cálida mañana sabatina.

De uno en uno van llegando acompañados de hermanos, primos o amigos, algunos corren para encontrar el mejor lugar del escenario, donde un payaso ameniza el día con música y chistes; los más pequeños esperan en brazos o de la mano de sus padres y, aunque quizá aún no saben qué pedir a los Magos, miran con asombro lo que ocurre a su alrededor.

Concluye el espectáculo y es momento de degustar un trozo de la tradicional rosca de Reyes, un pan que resulta por demás especial, pues mide más de 80 metros de largo y fue hecho por las manos de panaderos pachuqueños. Los pequeños y sus familias hacen filas para recibir su parte y, de paso, saludar a la alcaldesa Yoli Tellería.

Finalmente, llega la parte más esperada del evento: colocados al pie del Reloj monumental, funcionarios de la alcaldía cargan costales repletos de juguetes que los Reyes dejaron para los pequeños pachuqueños, hay pelotas, carritos, muñecas y muchos regalos para que nadie se quede sin jugar.

La instrucción es fácil: basta colocarse en dos filas, una para niños y otra para niñas, pese a ello, los pequeños hacen caso omiso y se forman donde más les convenga, pues como dice Joselyn de siete años: “Yo también quiero un balón para jugar futbol”.

Junto a ella está Miguel, su primo, quien espera que le toque un carrito: “Si es de control remoto mejor, si no el que sea”, de cualquier forma ya hizo su carta y en la noche pediría a los Reyes que le dejaran una pista de carreras, una pistola de agua y una bicicleta, y aunque esta última ya la pidió el año pasado y no se la trajeron, espera que ahora sí se cumpla su deseo.

Comentarios