En las tres entregas dominicales anteriores publicadas por este diario describimos, de manera breve, noticias que datan la historia de la UAEH, desde sus antecedentes hasta sus tres primeros rectores. En esta ocasión daremos cuenta de la obra de tres rectores: el ingeniero químico Carlos Herrera Ordóñez y los licenciados Juan Alberto Flores Álvarez y Juan Manuel Menes Llaguno, según datos que contiene el libro Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Cincuenta aniversario 1961-2011, editado en 2011.

Ingeniero Carlos Herrera Ordóñez
(1975-1982)

El periodo rectoral de Herrera Ordóñez inicia en 1975. Una de sus primeras acciones consintió en gestionar el equipamiento de la Unidad Universitaria, lo que permitió, en septiembre de ese año, el traslado de las escuelas de Derecho y Trabajo Social del Edificio Central de Abasolo a la añorada Unidad Universitaria, que aún adolecía de los principales servicios públicos; sin embargo la entereza de los alumnos y la decisión de las autoridades propiciaron un nuevo ambiente estudiantil en aquella alejada zona del municipio de

Mineral de la Reforma. Más tarde se incorporarían a este nuevo campus el Instituto de Ciencias Exactas y el Instituto de Ciencias Contable Administrativas.
Una de las políticas de esta administración consistió en atender asuntos de carácter académico que dieron pie a la creación de las licenciaturas en Química y Administración Pública. Gran expectativa causó en 1977 el arribo de la primera computadora, que fue instalada en los laboratorio de la Unidad Universitaria. El interés del rector por impartir cursos de idiomas llevó a la creación del Departamento de Lenguas Extranjeras. Se iniciaba la oferta de posgrado y la formación de trabajos para estudios de investigación; el Plan Keller se estableció como modelo educativo del bachillerato y dentro de sus bondades proponía que el docente dispusiera de elementos audiovisuales en el aula, y se planteaba la tecnología educativa como una alternativa para responder a aquellos tiempos. También en 1977, durante esta administración rectoral, se inauguró la Escuela Preparatoria Número 3.

En 1979 se dio paso a la creación de los sindicatos del Personal Académico de la UAEH (SPAUAEH) y al de Personal Único de Trabajadores y Empleados (SUTEUAEH), así como a la firma de los primeros contratos colectivos de trabajo.
En 1977 el Congreso del Estado emitía la segunda Ley Orgánica de la UAEH, que estableció la paridad de estudiantes y académicos en el Honorable Consejo Universitario.
Licenciado Juan Alberto
Flores Álvarez
(1982-1986)

Flores Álvarez se convirtió en el primer egresado de la UAEH en ocupar el cargo de rectorde esta casa de estudios. Dentro de su administración se destaca la construcción de la Escuela Preparatoria Número 4, la apertura de la primera maestría en el Instituto de Ciencias Sociales, la creación de los centros de investigaciones en Química, Biología y en Estudios del Estado de Hidalgo y el inicio de las carreras profesionales de Computación, Ingeniería Minero Metalúrgica y Química.
Previa gestión de la comunidad universitaria, la administración de Flores Álvarez recibió en donación las instalaciones del Centro de Extensión Universitaria, CEUNI, espacio que acondicionó con áreas deportiva y cultural, como el Aula Magna Alfonso Cravioto Mejorada.

Licenciado Juan Manuel Menes Llaguno
(1986-1991)

Juan Manuel Menes Llaguno se convirtió en el sexto rector de la historia de la UAEH. En agosto de 1986 recibía de la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos la donación de un terreno de la antigua hacienda de Aquetzalpa, ubicada en el polígono Tulancingo de Bravo-Santiago Tulantepec, en el estado de Hidalgo. En ese nuevo espacio universitario se creó el Instituto de Ciencias Agropecuarias y el Rancho Universitario.

En el aspecto cultural impulsó la creación de la Feria Universitaria del Libro, que tuvo como primera sede los portales de la plaza Juárez. Menes planteó la necesidad de unas nuevas instalaciones de la Biblioteca Central, mismas que se construyeron en la Unidad Universitaria; también orientó trabajos para la recuperación arquitectónica del Edificio Central.
Propuso los primeros ejercicios de planeación e inició con la comunidad universitaria la práctica de la evaluación.

En la próxima entrega concluiremos el análisis del libro Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Cincuenta aniversario 1961-2011.

La publicación se puede consultar en las bibliotecas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en la Librería Carácter de Ciudad del Conocimiento y en https://www.uaeh.edu.mx/libros/50_aniversario.

Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

La autonomía

universitaria permite a profesorado de la UAEH realizar investigaciones que contribuyen al desarrollo nacional, estatal y regional de los sectores, tanto público como privado

Comentarios