Ayer, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) conmemoró 57 años de haber sido erigida y creada por el decreto número 23 del Honorable 43 Congreso Constitucional del Estado de Hidalgo, promulgado el 3 de marzo de 1961 por el gobernador interino Oswaldo Cravioto Cisneros; asimismo, rememoró 139 años de haberse creado el Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios (ILEAO).

En 2011, para conmemorar el 50 aniversario de la máxima casa de estudios del estado, fue editado el libro Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo cincuenta aniversario, que sintetiza desde sus antecedentes históricos desde finales del siglo antepasado hasta la fecha de la edición de la publicación.

Los más lejanos antecedentes de la actual UAEH se sitúan en 1869, a poco más de un mes de que fuera creado el estado de Hidalgo. En su breve administración como gobernador provisional de la entidad, el abogado y coronel Juan Crisóstomo Doria dio cauce a la formación de una institución para la educación secundaria y el 3 de marzo fue inaugurado el ILEAO.

Para el funcionamiento del nuevo instituto, el gobernador Doria gestionó la donación del colonial hospital de San Juan de Dios, inmueble que requirió de una importante intervención arquitectónica y finalmente fue ocupado en mayo de 1875; desde entonces se convirtió en el edificio emblemático de nuestra alma máter.
A continuación se transcribe el primer documento que da origen a la UAEH:

“Acuerdo de Creación del Instituto Literarioy Escuela de Artes y Oficios Secretaría de Gobierno del Estado de Hidalgo.- Sección 2a. He dado cuenta al Sr. Gobernador con el ocurso de Uds. en que solicitan para la erección en esta ciudad de un colegio de Educación Secundaria y profesional, la aprobación del Gobierno, ‘y abundando el C. Gobernador en los patrióticos sentimientos que animan a Uds. y penetrado de la benéfica y poderosa influencia de la educación en el mejoramiento de la sociedad, ha tenido a bien acordar lo siguiente: Se erige un establecimiento de educación bajo el nombre de Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios del Estado de Hidalgo, según lo dispuesto en la ley de 28 de octubre de 1861.
Las carreras de Minería y Farmacia que en dicha ley no están comprendidas se seguirán en el Instituto Literario, a reserva de lo que disponga la Legislatura del Estado.
Se aprueba el nombramiento de director, prefecto y catedráticos, hechos por la Sociedad Protectora de la Educación Secundaria, a quienes se les expedirán sus nombramientos por este Gobierno y quienes, según ofrecen, desempeñarán gratuitamente sus cargos, mientras hay los fondos necesarios y se determinan los honorarios que deberán disfrutar.
Se destina para establecer el Instituto el ex-convento de San Juan de Dios y entre tanto se hacen las reparaciones que se necesiten, se pagará por los fondos públicos el arrendamiento de una casa, a fin de que desde luego se proceda a la apertura del colegio.
Se dictarán las providencias convenientes para que inmediatamente y conforme a la Ley de 9 de enero de 1849 envíen al Instituto las Municipalidades sus’ respectivos alumnos.
Y tengo el honor de decirlo a Uds. como resultado de su ocurso relativo, manifestándoles a la vez, la gran satisfacción con que el C. Gobernador ha visto los laudables y patrióticos esfuerzos de esa Sociedad en favor de la educación de la juventud, que asegura a no dudarlo el porvenir del Estado.

Independencia y Libertad.– Pachuca, febrero 26 de 1869.– Robert, Secretario de Gobierno.– Ciudadanos de la Junta Protectora de la Educación Secundaria en esta Ciudad.– Presentes (sic).”

El colegio sufrió cambios en 1890 y se convirtió en el Instituto Científico y Literario (ICL). Sus funciones se concretaron a la vocación académica y científica. El gobierno estatal apoyó al instituto con la adquisición de libros para la biblioteca y aparatos científicos comprados en Francia, además del gabinete de mineralogía, convertido hoy en museo.

A mediados del siglo XX, en 1948, el Congreso local otorgó la autonomía al ICL y el primero de abril de 1948 adquiere su condición de Instituto Científico y Literario Autónomo (ICLA).
Las carreras de medicina y de enfermería y obstetricia crecían en estudiantes y prestigio; se reinstaló la de derecho y se creó la de trabajo social. El nivel de secundaria continuó unido al bachillerato.

A principios de la década de 1960, el gobierno estatal otorgó al ICLA el inmueble que perteneció a la Escuela Politécnica Álvaro Obregón, adjunto al edificio central; de esa forma, el ICLA amplió su extensión y ocupó toda una manzana en el centro histórico de la capital hidalguense.

La naciente universidad

El 3 de marzo de 1961 se erigió y creó la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo en respuesta a la necesidad de modernizar los estudios superiores en la entidad. Se contó con el apoyo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y de los gobiernos federal y estatal.

La nueva universidad fue creada con el carácter de autónoma y su ley orgánica de 1961 plantea los fines y facultades para impartir con libertad la docencia, desarrollar la investigación científica y difundir la cultura. La nueva vida universitaria surge con las carreras de derecho, ingeniería industrial, enfermería y obstetricia, trabajo social y medicina con estudios parciales, además del bachillerato. El programa de secundaria se liquidó dos años después.

Medicina y enfermería siguieron funcionando en el hospital civil de Pachuca, que facilitaba en préstamo algunas aulas para ese efecto; la administración de la universidad y los demás estudios operaban en el edificio central, hasta que en 1966 inician los cursos de preparatoria en su nueva sede, en un inmueble construido en la prolongación de la avenida Juárez, y a la par iniciaron las actividades en la Preparatoria dos en Tulancingo.

La publicación puede consultarse en las bibliotecas de la UAEH y en la librería Carácter de la Ciudad del Conocimiento.

Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected] El libro completo puede consultarse en la dirección: www. uaeh.edu.mx/libros/50_aniversario/.

Comentarios