El 9 de noviembre, el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Hidalgo (Citnova) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) entregaron el Premio Hidalgo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2016 a un grupo de investigadores de la UAEH, en dos de las tres categorías que el organismo estatal reconoce.

Javier Castro Rosas, investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) del área académica de química en alimentos, obtuvo el premio en la categoría investigación científica, mientras que Gabriel Aguirre Álvarez, profesor investigador del Instituto de Ciencias Agropecuarias (ICAp) y de la empresa Unicolaged, fue merecedor del reconocimiento en la categoría desarrollo tecnológico.

Castro Rosas, en conjunto con los investigadores Carlos Gómez Aldapa, Roberto Villagómez Ibarra y Esmeralda Rangel Vargas desarrollaron el proyecto de nuevos productos a base de jamaica contra bacterias dañinas resistentes y no resistentes a antibióticos, para su uso en alimentos y en medicina humana.

Por su parte, el galardón que recibió Gabriel Aguirre Álvarez fue gracias al aprovechamiento de pieles de borregos para la extracción de colágeno y su aplicación en cosméticos.
De igual manera, Juan González Islas, de la Universidad Tecnológica de Tulancingo, obtuvo el reconocimiento en la categoría de innovación gracias al desarrollo de la andadera motorizada para asistencia motriz a niños con discapacidad.

Tanto el Conacyt como el Citnova tienen el objetivo de hacer del desarrollo científico, tecnológico y la innovación pilares para el progreso económico y social sostenible para promover el desarrollo de las capacidades científicas, tecnológicas y de innovación locales para fortalecer el desarrollo regional sustentable e incluyente.

Bajo esa premisa el premio también llamado Hidalgo CTI es otorgado a la comunidad científica, tecnológica, innovadora y al público en general con proyectos desarrollados sobre investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación, cuyos resultados tengan impacto sustancial y relevante para el estado y que contribuyan a la solución de problemas locales o regionales en todas las áreas del conocimiento.

tintaJamaica contra bacterias

Con una vasta cantidad de propiedades, esa flor fue la elegida por el grupo de investigadores de la UAEH para investigar lo que sus características pueden mejorar en varios aspectos

El proyecto, a partir de los compuestos que se encuentran en los cálices de la flor, fue apoyado también por estudiantes de posgrado, poco más de 30 personas han colaborado a lo largo de 12 años de trabajo, en los que se han generado dos tesis de doctorado, cinco de maestría, 30 de nivel licenciatura y un poco más de 25 artículos científicos, además de registrar hasta el momento 10 solicitudes de patentes de nuevos productos.

“Estos nuevos productos consisten en soluciones que están formuladas para eliminar bacterias resistentes a antibióticos que pueden encontrarse en los alimentos. Ocho de los nuevos productos son desinfectantes para frutas y hortalizas, específicos para productos como mango, aguacate, cilantro, manzanas; también tenemos dos más que son compuestos específicos que se pueden utilizar como conservadores en los alimentos, o bien, contra bacterias dañinas.”

El investigador Javier Castro asegura que esos compuestos también se pueden ocupar para la realización de medicamentos contra bacterias resistentes a antibióticos; “atendiendo a la creciente aparición de bacterias resistentes a antibióticos; nosotros comenzamos este proyecto, primero para ver si había estas bacterias en los alimentos que estábamos consumiendo en la ciudad de Pachuca para ver si estábamos en peligro y medir ese peligro”.

A lo largo de ese tiempo, se han encontrado que esas bacterias pueden estar presentes en alimentos de todo tipo, desde los que se venden en la calle hasta los que se consumen en establecimientos como los restaurantes.

“Después de analizar 10 tipos de plantas que se consumen en la herbolaria encontramos que los cálices de jamaica tienen compuestos químicos que matan a las bacterias resistentes a los antibióticos, afortunadamente aún no han generado los mecanismos para ser resistentes a los compuestos que tienen estas plantas.”

Esta alternativa bien puede ser explotada, no solo para incorporar a los alimentos de manera preventiva, sino además para tratar enfermedades provocadas por dichas bacterias.

“Hemos aislado en alimentos de Pachuca bacterias que son resistentes hasta a 14 medicamentos diferentes, prácticamente si alguien se enfermara con ella tendría pocas posibilidades de que a través de los antibióticos pudiera tener una mejora, no así
con los compuestos de la jamaica.”

Algunas de las bacterias encontradas en alimentos como el cilantro, carne cruda y jugos fueron las del género salmonella, entre ellas la que provoca la tifoidea, de igual manera fue encontrada la bacteria Escherichia coli que está presente en los intestinos de todos los animales.

“Hay ciertos grupos de esta especie que han desarrollado la capacidad, a través de la evolución, de dañar al ser humano y a animales; también localizamos Escherichia coli patógenas, encontramos una muy peligrosa que no solamente puede provocar una enfermedad gastrointestinal, sino que produce una toxina que daña el riñón.”

Siendo Hidalgo un estado con los niveles más altos en enfermedades renales, el investigador sugiere que se realice un estudio para ver si hay una relación con la bacteria localizada en alimentos en la entidad.

De igual manera se localizó Vibrio cholerae, la bacteria que provoca el cólera, además de Shigella, que tiene que ver con casos de disentería, ambas presentes en los alimentos.

Aunque aún no se determinan exactamente los mecanismos de acción de los compuestos de la jamaica, están por iniciar con alumnos de doctorado un estudio para conocer cuáles podrían ser los posibles mecanismos.

“Ya hay reportes en la literatura de cómo actúan compuestos de las plantas, diferentes a los que hemos encontrado en la jamaica, uno de ellos se llama ácido hibiscus, que ya se había descubierto años atrás, lo que nosotros encontramos fue que ese ácido es uno de los que provoca la muerte de las bacterias resistentes a antibióticos.”

Los investigadores tienen la intención de elaborar desinfectantes, de hecho ya se cuenta con un estudio de mercado, el cual ha arrojado que hay un gran potencial de ventas, no solo por pequeños consumidores sino también por dueños de empresas.

“Para ello necesitamos registrar estos productos a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) o la Secretaría de Salud; no sería difícil puesto que estamos partiendo de compuestos naturales, hay que hacer otros estudios, una vez con esto y la información científica que avale que no son tóxicos ya tendríamos un producto para las empresas y escalarlo a la producción, hay varias empresas interesadas”, concluyó.

  • Se espera
    que a principios de este año se obtenga una de las patentes solicitadas en 2012 al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y en Estados Unidos
    Otras cinco
    solicitudes de patente fueron solicitadas en 2013, en espera de que en 2018 se otorguen
  • En 2014
    se registró otra más, mientras que en 2015 se solicitó el registro de otras tres

tinta

Javier Castro Rosas

En conjunto con los investigadores
Carlos Gómez Aldapa, Roberto Villagómez Ibarra y Esmeralda Rangel Vargas, todos parte de la comunidad científica de la UAEH, desarrollaron el proyecto de nuevos productos a base de jamaica contra bacterias dañinas resistentes y no resistentes a antibióticos

tinta

Gabriel Aguirre Álvarez

El investigador del Instituto de Ciencias
Agropecuarias (ICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) inscribió el proyecto Aprovechamiento de las Pieles de Borrego para la Extracción de Colágeno y su Aplicación en Cosméticos, en la categoría de desarrollo tecnológico del Premio Hidalgo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2016

Colágeno extraído de piel de borrego

La investigación genera cremas faciales de colágeno bovino cuyo proceso inició a partir de la Expo Innova 2014, organizada por la UAEH, en donde obtuvieron el primer lugar con muestras de crema facial, un producto con buena aceptación en el evento.

“Así fue como nació la idea de conformar una empresa, en este caso que se llama Unicolaged SA de CV. Esta empresa fue apoyada por la división de incubación de la UAEH, dirigida en aquel entonces por Miguel Ángel de la Fuente.

“La incubación de la empresa fue un proceso difícil en cuanto a aterrizar aspectos como la misión, visión y objetivos de la misma, además de la propia investigación científica en un producto.”

En ese sentido, Aguirre Álvarez considera que hay muchos investigadores pero no muchos productos derivados de esos trabajos científicos, además consideró que la conformación del equipo para una empresa lleva un proceso de sumo cuidado, en el que deben de existir personas con alto compromiso y mucha paciencia, ya que otro de los factores a la hora de emprender una compañía es la inversión de un fuerte capital con ganancias mínimas en los primeros años.

Es en 2015 cuando se conforma la empresa como tal y se generan las primeras cremas faciales con la marca registrada, luego en 2015 participaron en la convocatoria del Citnova.
Desde 2009, se trabajó con protocolos de extracción de colágeno derivados de la Universidad de Nottingham en Reino Unido; en el proyecto participan estudiantes del área de ingeniería agroindustrial.

Estudios de mercado aseguran que 90 por ciento de los clientes que la utilizan son mujeres de 40 años; las personas que ya han probado el producto aseguran que sienten una mayor elasticidad y humectación en la piel.

“La crema genera suavidad y también la pueden utilizar como base de maquillaje, lo que logra una buena adhesión al rostro del cosmético.”

Además afirma que personas con diabetes la han utilizado y han hecho su comparación con la crema para diabéticos de uso comercial; el resultado ha sido la preferencia para el producto creado en el ICAp, ya que tiene una consistencia menos grasosa que la anunciada en televisión.

El investigador menciona además que ese producto puede usarse desde los 25 años y que las ventajas que posee son el respaldo científico y tecnológico de la crema con la extracción de colágeno natural, que además goza de un precio competitivo y económico comparado con cremas faciales que alcanzan precios de hasta mil 500 pesos.

Las cremas colágeno Unicolaged se pueden adquirir en la tienda Garza Shop, ubicada en el Pabellón Universitario de Ciudad del Conocimiento, o vía telefónica al número 775 145 9265 con Gabriel Aguirre Álvarez. Los precios van desde 100 pesos la de 25 gramos hasta 350 pesos la presentación de 100 gramos.

Actualmente desarrollan la crema de contorno de ojos y otros productos de la industria biomédica, además intentan colocar el producto en tiendas de conveniencia y en un futuro desarrollar un envase estilizado y más personalizado.

  • El 90 por ciento
    de los clientes que la utilizan son mujeres de 40 años
  • Las cremas
    colágeno Uni Collagen se pueden
    adquirir en la tienda Garza
    Shop, ubicada en el Pabellón
    Universitario de Ciudad del
    Conocimiento
No votes yet.
Please wait...

Comentarios