Sin arnés ni cascos, empleados de la construcción desafían la gravedad en la obra del puente atirantado, en Pachuca.

Sin arnés ni cascos, empleados de la construcción desafían la gravedad en la obra del puente atirantado, en Pachuca.

Comentarios