Pachuca.- El senador suplente con licencia por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Alejandro Rojas Díaz Durán manifestó que para lograr un cambio verdadero al interior de ese instituto político, es necesario extirpar de raíz el virus del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI).

En conferencia de prensa ofrecida en Pachuca, como parte de su gira proselitista con miras a encabezar la dirigencia nacional del partido, el morenista expresó que las actuales dirigentes Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján Uranga ostentan el poder sin brújula, lo que pone en riesgo la aceptación ciudadana para el próximo proceso electoral.

Además, indicó que esa dirección que actualmente llevan ha generado “tribus” en diferentes partes de la República, como Hidalgo, por lo que es necesario contar con un liderazgo que unifique y se adapte a la nueva forma de hacer política.

Asimismo, recalcó que de llegar a la presidencia del partido, garantizará que los candidatos sean morenistas que hayan aportado al proceso de 2018 y se hayan sumado con el riesgo de perderlo todo; no obstante, recurrirán a encuestas para su elección, con el objetivo que sea la ciudadanía quien decida.

Para realizar dicho ejercicio, abundó que buscará que la encuesta sea aplicada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o el Instituto Nacional Electoral (INE), con la finalidad que exista certeza de los resultados obtenidos.

En cuanto a su aspiración por la presidencia de Morena, dijo que tiene todo lo necesario para ganar y lo hará a través de debates; además que es el único de los candidatos que ha recorrido todo el país y cuenta con suficiente experiencia política, por lo que presentó algunas de sus propuestas, como que todos los comités sean elegidos a través de tres encuestas y tres debates regionales.

Igualmente, pretende que los “superdelegados” renuncien a sus cargos si desean hacer política, por lo que sugiere que un requisito de elegibilidad para esos funcionarios se dé solo si renuncian dos años antes de la elección, para evitar que utilicen los recursos públicos con fines partidistas.

También, sugiere que la comisión nacional de honestidad y justicia (CNHJ) de Morena desaparezca para que solo sea una comisión de conciliación y no de represión y persecución política e ideológica, como lo ha sido hasta ahora.

  • Alejandro Rojas recalcó que de encabezar a los morenistas garantizará que los candidatos sean los que hayan aportado al proceso de 2018 y se hayan sumado con el riesgo de perderlo todo

Comentarios