Ciudad de México.- La presidenta de la comisión de ciencia, tecnología e innovación de la Cámara de Diputados María Marivel Solís Barrera urgió a que en el próximo presupuesto aumenten los recursos públicos destinados al sector para alcanzar el uno por ciento del producto interno bruto (PIB) que establece la ley.

En la inauguración de la primera Convención Nacional Presupuestal en Materia de Ciencia, Tecnología e Innovación, la legisladora destacó que el país tiene el reto de hacer del conocimiento científico y la innovación las vías para el desarrollo sostenible y el crecimiento económico.

“No es adecuado, ni mucho menos deseable, que en cada aprobación de presupuesto se tenga incertidumbre”, expresó la legisladora, quien insistió en que sea aumentado el presupuesto de manera gradual, al menos en términos reales respecto al año anterior, “en tanto no se alcance el uno por ciento del PIB”.

Admitió que hay “deficiencias” que deben atenderse, ya que en el resto del mundo el sector privado aporta 61 por ciento de los recursos utilizados para la ciencia, tecnología e innovación, mientras que en México es de apenas el 19 por ciento.

Esa situación, urgió, requiere atenderse, pues el marco general obliga a un nuevo modelo de financiamiento a nivel local y regional, el cual implica que los gobiernos estatales realicen un esfuerzo presupuestal.

A su vez, el secretario de la comisión de ciencia, tecnología e innovación, diputado Brasil Alberto Acosta Peña, del PRI, expresó que el pendiente del país es llegar al uno por ciento del PIB en inversión a ciencia y tecnología.

“Es importante que nos pongamos a trabajar en ello; se debe involucrar a la iniciativa privada, ya que hay muchos cerebros en el pueblo mexicano que están desperdiciados”, enfatizó.

En tanto, la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología María Elena Álvarez-Buylla Roces expresó su compromiso de alcanzar para México la garantía del derecho humano constitucional que establece que los beneficios de la ciencia, la tecnología y la innovación son para todos.

Subrayó que las políticas del pasado tuvieron resultados poco favorables, lo que posicionó a México en los lugares más bajos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), “por ejemplo, tenemos tan solo 0.72 investigadores por cada mil habitantes, mientras que en Brasil tienen 2.67 y en Singapur 10.12”.

En el mismo sentido, precisó que de 2013 a 2018 se perdieron 16 lugares en los indicadores de eficiencia que presenta la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual en términos de innovación.

Comentarios