Urgen proyectos innovadores, inteligentes y divertidos

165
innovadores
Llevaron a cabo un conversatorio sobre políticas culturales para jóvenes

ALEJANDRA RODRIGO

Pachuca.- El 6 de julio en Ciartes Y Sí fue realizado el conversatorio “Sobre las políticas culturales para jóvenes en la escena contemporánea” por Lorena Abrahamsohn, subdirectora del programa Teatro escolar para niños y jóvenes y de la Coordinadora Nacional de Teatro, quien se presentó como “yo soy esa a quien le llegan las carpetas y convoca al jurado, yo soy esa”.

Abrahamsohn propuso como dinámica aclarar dudas e inquietudes que surgen al solicitar apoyo para la realización de proyectos del programa Teatro escolar para niños y jóvenes.

Con el fin de aclarar la función del gestor dijo que “es una figura creativa, quien asume la visión global del grupo, ese que está fuera de la escena y toma la iniciativa de una idea”. Un gestor promueve “el corazón del proyecto, tiene que ser amoroso”, debe cuidar la compañía y recomienda mantenerse fuera de otras actividades específicas de la escena, indicó.

Una vez definida la figura del gestor debe aclararse qué quiere decir el proyecto, cuál es la idea que promoverá. Posteriormente, ofreció recomendaciones para concretar proyectos elegibles para su apoyo y realización como: 1) la importancia de leer la convocatoria completa, 2) observar “el humor” de las convocatorias, 3) la síntesis: es necesario que el proyecto sea lo más acotado posible, 4) verdad en el trabajo, 5) correlación entre el presupuesto y el planteamiento escénico, si hay discrepancia son automáticamente desechables, 6) pertinencia social, política, financiera, artística y estética, 7) debe considerarse el espacio de ejecución de la misma forma en que se piensa en el público.

“Un proyecto nunca es para toda la familia… no es para todos los espacios”, destacó.

El conversatorio se convirtió en una asesoría dinámica por parte de la autoridad, quien además mencionó como observación que “la mayoría de los proyectos que nos llegan son iguales”, por lo que hizo énfasis en que es responsabilidad de los artistas observar el movimiento social y particularizar, con el objetivo de proponer proyectos “con corazón” que sean innovadores, inteligentes y divertidos para niños y jóvenes.

Comentarios