Urgente, frenar violencia en niños y adolescentes: especialista

46
violenia

Karina Ramírez, procuradora familiar del DIF estatal, brindó una conferencia durante la edición 2017 del Congreso de Lengua y Cultura donde explicó que la sociedad naturaliza esos actos, es decir, los hace parte de su vida

Pachuca.- Para fines de reflexión e interacción de especialistas, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) organizó la edición 2017 del Congreso de Lengua y Cultura, en donde la cartelera de actividades resaltó temas de niñez y sociedad.

La sede del evento fue el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), donde Karina Ramírez, procuradora familiar del DIF estatal, brindó una conferencia sobre los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Resaltó la importancia de garantizar los derechos de ese sector desde la perspectiva de la erradicación de la violencia en todas sus esferas de desarrollo.

Expuso que la sociedad naturaliza la violencia, es decir que la hace parte de su vida cotidiana y permite que impacte a los menores, “a veces es imperceptible, algún apodo, alguna burla que nosotros creemos que está bien, lo cierto es que es una ofensa y la susceptibilidad de ellos es muy grande, podemos lastimarlos”.

En escuelas, hogares y otros espacios, la violencia contra los niños es constante; además, en la adolescencia en ocasiones sufren agresiones en casa y en la escuela, “les enseñamos que la violencia está bien y que esa es la forma en la que deben expresarse, en lugar de hacerlo con buenas palabras, caricias y apapachos”.

Para ella esa es la cuenta pendiente que tienen que afrontar individuos y sociedad, formar seres libres de violencia y que en esa misma inercia tampoco generen más ofensas o agresiones.

En el área de atención, la violencia familiar es de los delitos con mayor índice, por lo que llamó a la población a frenar esas prácticas.

Los estudios ponen tres clasificaciones para la atención: el indiferenciado, que es donde no se distingue entre niños, adolescentes y adultos; el tutelar, que protege a los menores; así como el de derechos, que brinda el marco legal de cumplimiento.

Les enseñamos que la violencia está bien y que esa es la forma en la que deben expresarse, en lugar de hacerlo con buenas palabras, caricias y apapachos”

Comentarios