Urna electrónica requiere validación técnica y operativa para garantizar confiabilidad

403
garantizar confiabilidad

Pachuca.- Para Omar Arturo Domínguez Ramírez, profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), existe incertidumbre en la planificación para la prueba piloto de la urna electrónica que por primera vez será ocupada en el proceso electoral que tendrá lugar hoy en la entidad y en Coahuila, ya que en principio para visualizar su confiabilidad operativa debieron generarse intervenciones de comunidades e instituciones académicas en distintas áreas.

Como ejemplo, el doctor en ciencias en ingeniería eléctrica con opción en mecatrónica adscrito al Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) citó distintos protocolos que son utilizados para la interacción hombre-máquina, como el NASA TLX, que es cuando una persona interactúa con un aparato por primera vez y está sometida a ciertas condiciones como demanda física, temporal, estrés, frustración y fatiga, parámetros que constituyen una métrica que es el índice de carga de trabajo, que permite definir con mucha certeza la confiabilidad en el uso de un artefacto, como la urna electrónica. Esa evaluación debió hacerse con tiempo y categorías asociadas a la edad, actividad humana, condiciones de salud, entre otras muy relevantes.

De lo anterior, refirió que podrá haber votos en falso, es decir, que ante la poca o nula interacción con la tecnología que pudiera presentar un gran sector poblacional ese podría cometer un error al marcar al candidato de su preferencia.

Respecto a si pudiera haber una intrusión cibernética o riesgos, el científico externó que sí serían posibles, pero dependerían de qué tan vulnerable es la comunicación, hardware, firmware y software en el caso del dispositivo electoral, aunque al igual que en otros sistemas, como los bancarios, esas problemáticas podrían evitarse si es realizada una buena auditoría, de ahí el llamado que hizo para establecer comunidades serias con principios morales e información óptima que den dictámenes sobre lo que está haciéndose.

No obstante, destacó que desde la parte oficial, que en este caso sería el Instituto Nacional Electoral (INE), no encontró datos sobre protocolos para verificar qué tan frágil es el medio o no, pues solo fue publicada información divulgativa mas no técnica, algo que incluso desde transparencia debió hacerse, ello para tener confiabilidad de lo implementado, por ello volvió a hacer énfasis en la inclusión multidiversa.

Sobre la utilización de la tecnología, Ramírez Domínguez consideró que sí debe incursionar en el área, pero debe haber un anteproyecto de por medio, pues incluso en países avanzados ha habido dificultades y comentarios divididos, ya que siempre existirá resistencia al cambio e incluso es algo que rompe esquemas, aunque para el caso del ejercicio de hoy, le dio el voto de confianza a la urna, cuyo objetivo es traer ventajas como optimización de tiempos.

Finalmente, consideró que tras los comicios deberá estarse pendiente del resultado del manejo, pues van a saltar observaciones de distinta índole, no solo de principio de operación de quienes manejen el equipo, sino que además habrá reacciones por parte de la ciudadanía, mismas que pueden no ser favorables.

Dispositivos Para el llamado a comicios, el Instituto Estatal Electoral (IEE) desplegará 40 urnas electrónicas en dos modelos distintos con características como pantallas de 12 y 10 pulgadas, sistemas operativos Windows y Linux, así como impresión térmica en negro y una batería con sistema de alimentación ininterrumpida.

Serán instaladas en cuatro municipios: Huejutla, Ixmiquilpan, Pachuca y Mineral de la Reforma.

Para ello, el organismo estatal proyectó un gasto de 4 millones de pesos para la renta de dichas máquinas.

Hidalgo y Coahuila, pilotos para probar tecnología Este será el primer proceso electoral formal donde sea utilizada la urna electrónica, luego que el INE diera el visto bueno para una prueba piloto en Hidalgo y Coahuila.

Anteriormente, la tecnología fue ocupada en elecciones internas de partidos y hasta en algunos estados por parte de organismos autónomos electorales.

Finalmente, la idea es que al haber menos tiempo de espera el Programa de resultados electorales preliminares (PREP) también funcione de forma más rápida, ofreciendo cifras preliminares de forma casi inmediata.

Comentarios