Pachuca

Filiberto Hernández Monzalvo, expresidente municipal de Mineral de la Reforma, dejó en malas condiciones el parque vehicular de la alcaldía. Además, tenía tres unidades oficiales con vidrios polarizados asignadas a familiares: dos para escoltas de sus hijos y una más para su mamá.
“Le mandé quitar los vidrios polarizados porque ningún vehículo oficial puede portarlos”, declaró el presidente municipal Raúl Camacho Baños.
La Secretaría de Finanzas tiene registrados 140 vehículos propiedad de la presidencia municipal, por lo que el alcalde emanado del Partido Acción Nacional (PAN) propuso a su asamblea vender la mitad porque cuesta más su mantenimiento.
La calificación del parque vehicular, “del uno al 10, es de cinco”, declaró durante la anterior sesión de cabildo donde los regidores aprobarían la venta de los autos oficiales, sin embargo la propuesta quedó pendiente.
En caso que los regidores no autoricen vender esos autos la alcaldía tendrá que pagar una bodega para resguardarlos, lo cual significa un gasto extra, advirtió Camacho Baños.
Apuntó que Servicios Municipales solo cuenta con una camioneta para trasportar diésel mientras que otras cuatro permanecen descompuestas, pese a que esa dependencia dispone de 200 trabajadores.
El alcalde también propone vender los autos chatarra, luego que hay carros con más de cinco años de antigüedad en el corralón, espacio cuya renta cuesta al municipio 15 mil pesos mensuales. “El 90 por ciento de los autos que están ahí se tienen que licitar”.
Anteriormente, Camacho Baños anunció que interpondrá una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH) contra el exalcalde priista por robo de información confidencial de las y los contribuyentes del predial del municipio.

Comentarios