Vacaciones y la Bella Airosa semivacía

196
Vacaciones,Bella Airosa

Pachuca.- En pleno Viernes Santo la capital del estado luce semivacía, pues muy pocas personas se ven en parques y jardines, mientras que otros turistean en el centro histórico, sin embargo, la actividad es poca.

Transitar por los accesos principales a la ciudad, específicamente la carretera México-Pachuca, deja ver tráfico cargado, por el acceso de vacacionistas, pero se disipa al ingresar a las principales calles de Pachuca que lucen como un domingo cualquiera.

Incluso, restaurantes como La Blanca y El Serranillo, localizados en la Bella Airosa, lucen con baja afluencia de consumidores.

Lo cierto es que es un día de descanso, se nota porque la vida en la ciudad transcurre tranquila y sin prisas. Algunos se refrescan en las fuentes de los parques, otros caminan sin rumbo en ausencia de las preocupaciones laborales.

Alrededor del Reloj monumental de Pachuca hay danzantes que amenizan la tarde, así como un hombre dispuesto a deleitar con su chelo a los turistas a cambio de unas monedas.

El Reloj posa imperioso para aquellos que con celular en mano se tomaban la selfie del recuerdo, otros aprovechan para pasear a sus perros, mientras que un par de globeros adornan el paisaje.

El día amaneció nublado, sin embargo, el Sol recuperó fuerza entrado el mediodía, ideal para dar vida a una tarde de vacaciones en plena primavera.

Los negocios bajaron la cortina por ser día de asueto obligado, debido a la tradición católica propia de la temporada de Semana Santa. Únicamente aquellos comercios con venta de productos, quizá indispensables, abrieron al público, como tiendas, tortillerías y otros con venta de alimentos.

Eso sí, en la calle Vicente Guerrero, la de mayor actividad comercial en el centro histórico, luce en total normalidad, con transito fluido de personas. Algunos disfrutaron helados y golosinas para hacer más ameno su caminar.

Así, los días santos dieron un respiro a la agitada vida de todos en la ciudad, que luce despejada, mientras la mayoría disfruta de la vida en parques acuáticos, pueblos mágicos o bien, en otros espacios de recreación; los más afortunados, en otros destinos fuera del país.

  • Los días santos dieron un respiro a la agitada vida de todos en la ciudad, que luce despejada, mientras la mayoría disfruta de la vida en parques acuáticos, pueblos mágicos o en otros espacios de recreación

Comentarios