iglesia de Pisaflores,daños,INAH

Actopan.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) valora los daños causados a la iglesia de San Pedro Xochicuaco, en Pisaflores, donde hace unos días una persona perdió la vida y dos más resultaron lesionadas luego que el campanario principal sufriera un derrumbe, precisó en entrevista Héctor Álvarez Santiago, delegado del organismo en la entidad.

De acuerdo con el funcionario federal, tras el dictamen de los arquitectos valorarán si la reconstrucción del monumento puede ser incorporada al seguro con el que cuenta el INAH, con el fin de determinar, además, si el templo representa una reliquia.

“Primero necesitamos tener el dictamen en la mano, desde luego que es un monumento histórico porque fue construido entre el siglo XV y XIX, por lo que tenemos que atender y protegerlo.”

Afortunadamente, dijo, cuentan con un seguro con el que planean meter los daños de la iglesia a ese esquema, para que la restauración sea cubierta por la instancia aseguradora.

Sobre los daños y el porcentaje de afectaciones, Héctor Álvarez Santiago reconoció desconocerlos, aunque espera que los arquitectos le entreguen un dictamen técnico a la brevedad, “plantear ahora una respuesta sería aventurado de mi parte”, dijo.

Aclaró que corresponderá al municipio y a Protección Civil (PC) determinar el cierre de la iglesia, ya que el INAH únicamente tiene competencia en materia de restauración y protección del monumento.

El 27 de junio, el gobernador del estado Omar Fayad Meneses publicó en Facebook: “Lamento los hechos ocurridos en San Pedro Xochicuaco, en el municipio de Pisaflores, en donde falleció una persona y dos se encuentran lesionadas debido al colapso de una parte del techo en una iglesia”.

Seguro ha cubierto afectaciones de sismos

Posteriormente en una visita que efectuó el director general del INAH Diego Prieto Hernández a Actopan, para la inauguración de la exposición Mensajes divinos, manos que los revelan, recordó que el seguro que contrata el instituto tiene la cobertura necesaria para atender daños al patrimonio cultural por efecto de catástrofes naturales o accidentes antrópicos (producidos por personas); esquema por el que también fueron valoradas 2 mil 340 edificaciones dañadas tras el sismo en septiembre de 2017 en varios puntos del país.

De esas edificaciones, 870 ya están restauradas al 100 por ciento.

Además, que junto a obispos y ministros de la Iglesia, quienes tienen en custodia esos bienes que son de la nación, se valora la importancia de trabajar con mayor fuerza y de informar a la población sobre el avance en la restauración o reconstrucción de los inmuebles.

Y aunque reconoció que al INAH le preocupa que algunos templos no sean reabiertos, celebró que en Hidalgo los daños del movimiento telúrico fueron menores y en su mayoría ya fueron atendidos.

  • El delegado del instituto en la entidad Héctor Álvarez aclaró que corresponderá al municipio y a PC determinar el cierre del inmueble, pues solo tienen competencia en materia de restauración y protección

Comentarios