¿Vamos hacia la vde los linchamientos?

360
editorial

Como dijimos en este espacio el pasado sábado, en el Valle del Mezquital y otras regiones de Hidalgo, como la Huasteca, los intentos de linchamiento y los ajustes de cuentas por propia mano se están volviendo una peligrosa constante. El viernes pasado dos personas que intentaron robar un domicilio en la localidad El Tephé, Ixmiquilpan, fueron golpeadas por vecinos quienes los sorprendieron cuando intentaban cometer el ilícito. A uno de ellos, de apenas 28 años, los vecinos le cortaron la mano derecha con un machete. Sí, leyó bien. Como si estuviéramos en el medioevo, la muchedumbre decidió hacer justicia por su propia mano contra los dos sospechosos de robar, hasta que llegó la Policía municipal para salvar a los supuestos asaltantes. Este fin de semana hubo otro intento de linchamiento en Actopan, donde un joven de 17 años se lastimó un dedo luego de intentar robar el estéreo de un auto en la comunidad de El Daxtha. Al ser sorprendido, unas 35 personas lo retuvieron hasta que llegó por él una ambulancia y después fue puesto a disposición de las autoridades. ¿Es justificable el comportamiento bestial de quienes intentan linchar a sospechosos de delinquir? Es comprensible el hartazgo fruto de la rampante impunidad que vivimos. Pero si vamos a tolerar esas prácticas extrajudiciales, entonces acostumbrémonos a vivir en un México de la época premoderna, anterior a las leyes, con todas las consecuencias que ello implica. El gobierno del estado y su homólogo federal deben presentar un plan para, en primer lugar, evitar los linchamientos en ciertas zonas de Hidalgo y promover una cruzada para restablecer la ley como medio para resolver conflictos. Dejar hacer y dejar pasar ese tipo de actos, verlos como si fueran normales, nos llevará a una descomposición social que nadie quiere ver. De filón. La violencia sexual entre menores es un tema del cual hay mucho que aprender. En esta edición le presentamos un trabajo que, ojalá, provoque la reflexión de los especialistas.

Comentarios