Desde las 10 horas de ayer fueron colocadas las banderas rojinegras

Pachuca.-

Ayer, por primera vez en la historia de Mineral de la Reforma estalló la huelga de sindicalizados del ayuntamiento de ese municipio, luego de no alcanzar acuerdos entre las autoridades y los trabajadores.
Desde las 10 horas fueron colocadas las banderas rojinegras, tanto en la entrada principal del ayuntamiento como en diversas áreas administrativas; no obstante, Seguridad Pública, Protección Civil y el registro civil, entre otras direcciones primordiales para la ciudadanía, permanecerán abiertas, indicaron los huelguistas.

Al respecto, el líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Mineral de la Reforma (SUTSMMR) Alejandro Pérez Gerónimo detalló que realizarán todas las acciones conforme a derecho, en estricto apego a la ley y buscando afectar lo menos posible a la ciudadanía.
Asimismo, precisó que lo anterior ocurre tras dos audiencias de conciliación realizadas en el tribunal de arbitraje de Hidalgo para intentar llegar a un arreglo, a las que el alcalde Raúl Camacho Baños nunca se presentó, bajo el argumento de que “debe actuarse conforme a derecho”, por lo que el tema tendría que discutirse en la junta local de conciliación y arbitraje y no en el tribunal.

No obstante, momentos después de iniciada la huelga, elementos de Seguridad Pública municipal arribaron al sitio, pues una persona, quien no se identificó, intentó agredir a uno de los manifestantes y retirar la bandera que habían colocado en la puerta principal de la alcaldía; sin embargo, tras discutir por algunos minutos, el hombre se retiró.
Cabe mencionar que el SUTSMMR solicita al ayuntamiento revisar las condiciones laborales de 250 agremiados, además de un incremento salarial del 20 por ciento y la reinstalación de 35 trabajadores que fueron despedidos de manera injustificada. Asimismo, acusan que algunas prestaciones no les fueron pagadas y otras se les retiraron, como el servicio médico.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades del municipio continuaban sin dar un posicionamiento al respecto, por lo que los inconformes permanecían en las distintas sedes del ayuntamiento aguardando una solución.

Comentarios