Ahora sí parece que hay un plan integral contra el huachicoleo. Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una estrategia para combatir el robo de combustible en Pemex que no solo busca perseguir a quienes despojan a la empresa mediante tomas clandestinas, sino a quienes desde adentro prohíjan el delito. En su conferencia mañanera, el jefe del Ejecutivo federal dio un dato revelador: 80 por ciento del robo de combustible se registra al interior de la empresa con la colaboración de sus propios empleados. Eso es, por decir lo menos, escandaloso. Según el mandatario existe la hipótesis de que, de todo el robo de combustible, “solo el 20 por ciento se da con la ‘ordeña’ de ductos”. Quiere decir que todo lo que vemos cotidianamente, es decir, los operativos policiacos espectaculares, las tomas de combustible incendiándose, e incluso los enfrentamientos entre bandas de huachicoleros son la punta del iceberg de todo el problema, pues “la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades y con una red de distribución”. Ese dato obliga a ver ese problema desde una óptica radicalmente distinta y por tanto el enfoque para combatirlo debe cambiar. Y así será, pues el propio presidente anunció que la seguridad de las instalaciones estratégicas de Pemex ya fue asumida por efectivos militares y de la Marina. La estrategia ya no se quedará en los decomisos que vemos en las calles, sino que se atacará el problema desde su raíz, de las entrañas de la exparaestatal. Habrá que esperar cuáles son los primeros resultados y seguramente veremos funcionarios que pagarán por el robo que desde hace años afecta a la empresa productiva del Estado. De filón. Un argumento legaloide prendió la inconformidad de legisladores locales del PRI, PAN, PRD y PT, quienes votaron contra la Ley de Ingresos 2019. Acusaron opacidad en cambios hechos al dictamen, aunque estos solo fueron aplicados en función a los ajustes al Presupuesto de Egresos de la Federación que al final beneficiarán a la entidad.

Comentarios