El gobernador Omar Fayad anunció que este año reforzará a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) luego de un apoyo decidido de su administración a la seguridad pública que fue traducido en la instalación de 10 mil cámaras de videovigilancia en territorio estatal, así como la creación del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones, Coordinación e Inteligencia (C5i), que el propio Fayad ha considerado como eje de la estrategia denominada Hidalgo Seguro. Ayer en entrevista, el mandatario consideró que con lo anterior cumplió con su promesa de reforzar la prevención del delito y ahora toca la otra parte que es la procuración de justicia. Para ello, anunció que dotarán de todo lo necesario a la PGJEH, “lo que incluye fortalecer sus procesos de selección, el combate a la corrupción, que mida mejor la eficiencia, que veamos cómo se encuentra el personal, y en qué condiciones trabaja”. El anuncio del mandatario, respecto a reforzar a la PGJEH, coincide con información que fue divulgada ayer en el sentido de que el ayuntamiento de Mineral de la Reforma, a través de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, tenía entre sus filas a un excomandante de la Policía ministerial de Hidalgo detenido en 2009 por la Policía federal. El sujeto fue liberado poco tiempo después por fallas en el debido proceso y resulta que trabajaba para la Reforma hasta que el 18 de diciembre fue detenido de nueva cuenta acusado de tentativa de secuestro. Ese caso es una perla que exhibe el caos con el que se conducen las instituciones tanto de prevención del delito como de procuración de justicia. Así que le tomamos la palabra al gobernador y ojalá que sí sea posible rescatar a la PGJEH, por el bien de la ciudadanía. De filón. La alcaldesa de Pachuca Yolanda Tellería Beltrán indicó ayer en entrevista que ojalá que el recurso asignado este año para la demarcación sea el suficiente, sobre todo en cuanto a obra pública, pues la capital “necesita más que puentes”. Y tiene razón, viendo el penoso estado en que se encuentran las calles de Pachuca uno pensaría: para qué tanto puente, mejor que arreglen las casi intransitables vialidades de la capital.

Comentarios