Vaqueros suman cinco derrotas consecutivas

167
consecutivas vaqueros

Washington.- Antes de la temporada 2020 los Vaqueros parecían candidatos a llegar hasta el Super Bowl, pero tras siete semanas son el hazmerreír de la NFL porque ayer sumaron su quinta derrota ante un equipo que solamente había ganado un partido en todo el año, el Washington Football Team.

La defensiva es la peor de la NFL, pero ahora la ofensiva también está contagiada. Sin Dak Prescott por el resto del calendario tras romperse el tobillo, recurrieron a Andy Dalton que sigue siendo el mismo desastre que en sus años en Cincinnati. Para colmo, este día salió conmocionado tras un brutal golpe.

Con todo eso, Dallas recurrió a su tercer quarterback Ben DiNucci, a quien honestamente nadie conoce y ni qué pedirle para revivir a este “muerto en vida”. Con todos esos infortunios, los de la estrella solitaria ni siquiera fueron capaces de lograr un touchdown porque Washington les ganó 25-3.

El papelón desata rumores sobre posibles despidos en los Cowboys en próximas horas o días. Aunque se apunta a Mike McCarthy, el head coach que llegó este 2020 para reemplazar al tan criticado Jason Garrett, los movimientos llegarían con los coordinadores ofensivos y defensivos.

Acereros siguen invictos Los Acereros de Pittsburgh son el único equipo que sigue invicto en la Conferencia Americana tras un partidazo contra los Tennessee Titans, que también llegaron sin derrotas y que por poco obligan a la prórroga, de no ser por un gol de campo errado con el reloj en ceros.

La ventaja de Pittsburgh llegó a ser de 27-7 tras su primera posesión en el segundo medio, pero entonces Tennessee demostró por qué también ostentaba marca de 5-0 y la temporada pasada alcanzó la final de la Conferencia Americana. Un pase de TD de Ryan Tannehill, un acarreo de Derrick Henry y un gol de campo de Stephen Gostkowski los acercaron 27-24 y tuvieron el último drive.

Desde propio territorio, los Titans llegaron hasta la yarda 28 de los Steelers. En cuarto down era el turno de Gostkowski para convertir una patada de trámite de 45 yardas, pero la mandó por un lado del poste cuando al reloj solamente le quedaban 19 segundos y ahí se esfumó el invicto de Tennessee y se preservó el de Pittsburgh.

De interés

Comentarios