Ve CIDH estancada indagación por los 43

329
CIDH

DIANA BAPTISTA /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Las autoridades mexicanas no han avanzado en las actividades de búsqueda ni en el esclarecimiento de líneas de investigación distintas a la “verdad histórica” del caso Ayotzinapa, indicó el mecanismo de seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
En conferencia de prensa por su segunda visita oficial a México, el mecanismo expresó su preocupación por la falta de celeridad para alcanzar conclusiones en las líneas sugeridas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).
“La comisión constata que, a la fecha, no hay persona alguna en esta causa que esté siendo procesada bajo el tipo delictivo de desaparición forzada y que desde diciembre de 2015 no se ha presentado ninguna nueva acusación”, sostuvo el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão.
Lamentó que autoridades de alto rango defiendan públicamente la hipótesis del asesinato e incineración de los estudiantes en el basurero municipal de Cocula.
Abrão recordó que, en su primer informe, el GIEI demostró que las evidencias no eran consistentes con el fuego mínimo necesario para la combustión de 43 cuerpos.
“La difusión de esta hipótesis, que ya ha sido descartada por el GIEI, provoca una distancia frente a las víctimas y sus familiares”, subrayó.
El mecanismo tiene cuatro líneas de investigación alternas sobre las cuales pidió avance; recomendó priorizar las solicitudes de asistencia jurídica al gobierno de Estados Unidos en torno a un supuesto traslado de estupefacientes desde Iguala, Guerrero.
En el mismo sentido, urgieron priorizar las diligencias en torno a la presunta existencia de un quinto autobús relacionado con el trasiego de drogas, que habría sido el móvil del ataque contra los estudiantes.
También pidieron que las autoridades examinen los indicios de involucramiento de miembros del Ejército y dilucidar la participación que tuvieron autoridades de distintos niveles de gobierno.
Solicitaron conocer quiénes son el Caminante y el Patrón, quienes son mencionados varias veces en declaraciones de testigos; así como concluir la investigación sobre dos policías federales presuntamente involucrados.
“Lo que hemos logrado en esta visita es coordinar con la PGR un cronograma de acciones, con una hoja de ruta, que permita la identificación de diligencias que hay que hacer”, informó la coordinadora del mecanismo y relatora para México de la CIDH, Esmeralda Arosemena.
El cronograma fue entregado la mañana de ayer por la procuraduría y será examinado por el mecanismo para determinar si permitirá la celeridad en las investigaciones.
El 3 de octubre de 2014, la CIDH solicitó al gobierno mexicano medidas cautelares para determinar el paradero de los estudiantes, para proteger su integridad física e investigar lo sucedido.
El mecanismo de seguimiento fue adoptado el 26 de julio de 2016, con el fin de dar continuidad a las medidas cautelares y recomendaciones hechas por el GIEI.
La primer visita oficial fue del 9 al 12 de diciembre pasado, y realizarán otras dos visitas hasta noviembre.

Comentarios