La problemática persiste, indicó el presidente del organismo, Ricardo Rivera

Pachuca.-

El gobierno federal debe tomar medidas para reducir la brecha laboral de género, la exclusión laboral y la ausencia de mujeres en puestos de dirección que persiste en el país y, por ende, en la entidad, puntualizó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Hidalgo, Ricardo Rivera Barquín.

El organismo empresarial enfatizó que en lo que respecta a Hidalgo y de acuerdo con las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para el tercer trimestre de 2017, 37.9 por ciento de la población ocupada eran mujeres y un 62.1 hombres.

A su vez, explicó, datos del Reporte global de brecha de género 2017, publicados por el Foro Económico Mundial, revelan que de 144 países evaluados, México ocupa el lugar 124 en el subíndice “Participación económica y oportunidades” y el peldaño 120 en “Participación laboral”, sin una perspectiva positiva.

“A esta realidad se suma una mayor vulnerabilidad de las jóvenes mexicanas, las cuales tienen cuatro veces más probabilidades de no estar en mismas condiciones de empleo, capacitación o educación que los hombres”, expuso.

En ese contexto, Rivera Barquín hizo notar que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) también puede ser una gran oportunidad para contribuir a resolver el reto en materia de igualdad de género en México y en toda la región.

“Es el momento para que Norteamérica abra una discusión integral sobre temas de género relacionados al ámbito laboral y productivo, utilizando el TLCAN y la fuerza legal y vinculante que derivan de un acuerdo de este tipo”, refirió.

Reiteró que el TLCAN puede convertirse en un espacio para lograr avances relevantes en materia de género, con la promoción de nuevas estrategias de capacitación para mujeres y una renovada promoción de igualdad en derechos.

“Como ya se ha hecho en tratados comerciales entre Canadá y Chile, el TLCAN puede utilizarse como una herramienta para promover trato y oportunidades igualitarias entre hombres y mujeres, mayor educación en ramas de ciencias exactas, procuración de liderazgo, mentoraje y redes de solidaridad”, recalcó.

El gobierno ha impulsado algunas acciones para contrarrestar esa problemática. En 2015, México se adhirió a los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible derivados de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los cuales el quinto fue enunciado como: “Igualdad de género. Lograr la igualdad entre géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas”.

El líder empresarial celebró que el gobierno estatal adquiriera en marzo de 2017 esos compromisos, a través del Proyecto Hidalgo “Indicador global de desarrollo: índice de desarrollo humano del programa de Naciones Unidas para el desarrollo”.

No obstante, manifestó, no basta con firmar un compromiso para terminar con dinámicas complejas de discriminación de género.

“Los cambios deben ser profundos e institucionales, ocupando cada uno de los ámbitos de la sociedad, el gobierno y el sector productivo.”

Las desigualdades de género, abundó, se evidencian en todos los niveles sociales y económicos; muestra de ello es que solo 6.1 por ciento de los integrantes de un consejo de administración en las empresas mexicanas son mujeres, dato que se compara negativamente con el 7.3 por ciento de América Latina y 20 por ciento en promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

  • La confederación
    genera esas acciones toda vez que 15 por ciento del consejo directivo está representado en lideresas, en tanto que cinco de sus 12 comisiones de trabajo están presididas por mujeres

El gobierno federal debe tomar medidas para reducir la brecha laboral de género, la exclusión laboral y la ausencia de mujeres en puestos de dirección que persiste en el país, puntualizó Rivera Barquín

Comentarios