Ve rezago la FAO en México rural

95
FAO

Isabella González / Agencia Reforma / Ciudad de México

Aunque desde 2010 ha disminuido el nivel de pobreza rural, la cifra en México todavía es alta, expuso la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
En el estudio “México rural del siglo XXI”, indicó que la pobreza extrema afecta a 17 por ciento de la población rural, la cual representa 23 por ciento de la población total en el país.
Destacó, por ejemplo, que mientras 96 por ciento de los hogares de las localidades semiurbanas o urbanas tiene acceso al agua, solo 81 por ciento de los hogares en las zonas rurales tiene acceso a ese recurso.
Por otro lado, la FAO también indicó que la población rural se ve afectada por problemas de salud como el sobrepeso y la obesidad, las cuales aumentaron en zonas rurales.

Articular políticas

En el informe, publicado el 25 de julio, la organización destaca que el desarrollo de las zonas rurales requiere articular políticas públicas de protección social y desarrollo económico.
Alertó que en México las políticas establecidas, orientadas a proveer bienes privados individuales, aumentan las desigualdades regionales; también refirió que esas acciones se pulverizan entre sí y no se articulan para obtener resultados.
Criticó que, por ejemplo, en la Cámara de Diputados existan siete comisiones que legislan sobre el sector rural sin contemplarlo como un todo; y afirmó que lo mismo ocurre en el Ejecutivo federal, ya que cada secretaría atiende a su campo específico.
“Esa forma de operar provoca en muchas ocasiones que los esfuerzos se dupliquen, que las decisiones sean contradictorias entre sí y que los recursos económicos se pulvericen diluyendo la acción gubernamental”, indicó.
La FAO subrayó que pese a que de cada 10 pesos invertidos en el campo, seis corresponden a programas sociales, de educación y salud, y solo dos a políticas de apoyo productivo, el ingreso mensual per cápita de la población ha permanecido estancado.
La fragmentación de las políticas públicas para el sector rural, dice el documento, también se refleja en el marco jurídico donde existen al menos 54 leyes que regulan la vida rural.
En el estudio, el organismo especializado de la ONU aseveró que la principal característica de la tenencia de la tierra en México es la baja productividad y la fragmentación de los campos.
Asimismo, reportó poca incorporación de tecnologías e innovaciones; obsolescencia de maquinaria agrícola; desvinculación de la investigación con las demandas de los productores; decreciente disponibilidad de agua y uso ineficiente de recursos.

Comentarios