EDGAR CONTRERAS / AGENCIA REFORMA

Ciudad de México.-Cristian Insaurralde ya tenía la guillotina al acabar el año. El América reportó a pretemporada a finales de 2018 y lo primero que hizo Miguel Herrera fue anunciar las bajas del argentino y de Pedro Arce. Todo se conjuntó después: el futbolista no encontró equipo y el club azulcrema sufrió varias bajas. Ayer, Insaurralde fue el jugador determinante en el 3-0 sobre Pachuca, al anotar y asistir.

No debió ser sencillo para Insaurralde recibir el año con tanta incertidumbre. Como sigue cobrando en Coapa, el técnico Miguel Herrera lo alineó en Copa Mx y le respondió al provocar un penal. Contra los Tuzos fue suplente del novato José Hernández.

No fue la primera opción y eso que ya no están Diego Lainez ni Cecilio Domínguez y Andrés Ibargüen está en rehabilitación tras una apendicitis. Desde la banca atestiguó el gol de Guido Rodríguez al minuto 16; en el otro banquillo estaban también de espectadores Edwin Cardona, Ismael Sosa y Ángelo Sagal.

El volante argentino ingresó para el segundo tiempo. Llevaba un minuto en la cancha cuando asistió a Henry Martín para el segundo de la noche. De un lado el velorio, el del Pachuca que habría de perder a su técnico, del otro una escena de algarabía, inusual porque Cristian se llevó más abrazos que el propio autor del gol. Una jugada balsámica.

Al 51, Insaurralde prendió la pelota de volea y se estrenó en la Liga. Todo el América acudió a apapacharlo. Él parecía en shock. En cinco minutos la vida le hizo un guiño. El Piojo aplaudió. Tanto cambia un jugador con confianza que estuvo a punto de anotar de cabezazo y de tijera.

Una hora después, cuando caminó por la zona mixta, estaba visiblemente conmovido. Miguel Herrera acababa de decir que esa era la forma de quedarse en el club. El jugador reconoció que la ha pasado mal.

“Es un desahogo muy importante para mí. A los que les ha tocado pasar una situación similar a la mía saben lo que puedo llegar a sentir, lo mal que la pasé, voy a tratar de disfrutarlo, por lo pronto voy a ir a abrazar a mi familia”, lanzó.

El América sigue implacable. Ya tiene 22 victorias en fila (19 en Liga), 21 juegos sin caer como local. La única mala nota fue la salida de Renato Ibarra por lesión. El equipo sigue perdiendo piezas, volantes, pero siempre es una buena oportunidad para que reviva algún Insaurralde.

Comentarios