Venden combustible alternativo en Tlaxcala

7090
tlaxcala
La primera sucursal de la cadena Oxifuel agotó su dotación en tres días

ANA LAURA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA
Tlaxcala

Con la oferta de un combustible alternativo de 13 pesos por litro, un microempresario tlaxcalteca se lanzó al mercado energético y en menos de tres días de operación acaparó a miles de automovilistas que tras el gasolinazo buscan combustible más barato.
En las inmediaciones de Apizaco y Tetla, Tlaxcala, Adolfo Fernández abrió la primera sucursal en la entidad de la cadena Oxifuel, que vende etanol, un combustible ecológico hecho a base de caña de azúcar y, para evitar daño a automóviles, obligadamente se usa con una mezcla de gasolina a 50 por ciento, con excepción de motores Flexfuel que lo llevan casi puro.
“Si compran la mitad de gasolina y la mitad de etanol se ahorran bastante, por ejemplo, los transportistas si hacen cuentas de todo el mes, el ahorro es mucho”, declaró el microempresario.
En entrevista indicó que ese producto está avalado por la Secretaría de Energía (SE) y la entrada en vigor de la reforma energética facilitó su venta en México, con un rango de precios de 12 a 14 pesos por litro.
“Yo lo estoy vendiendo a 13 pesos el litro para hacer la competencia con las gasolineras y ofrecer una opción con eso del gasolinazo, de que subió la gasolina, la Premium a más de 17 pesos”, apuntó.
El etanol debe rebajarse con gasolina debido a que tiene un octanaje de 113 puntos, es decir, excede los octanos del combustible normal, de 87 para el caso de la Magna y 92 para la Premium.
La mezcla con 50 por ciento de gasolina provoca que el etanol quede entre 95 y 97 octanos con el fin de que lo resista el motor y produzca menos contaminantes.
Fernández aseguró que el biocombustible no daña los vehículos y ha sido aceptado por automovilistas como una opción para enfrentar el gasolinazo.
La demanda fue amplia durante tres días de operación, agotó su dotación de 4 mil litros y los bloqueos en Veracruz, que es de donde traslada el combustible, le impidieron reabastecerse, por lo que tuvo que cerrar provisionalmente la sucursal.
El asalto a una tienda Elektra en el municipio Chiautempan, Tlaxcala, alarmó la noche de ayer a comerciantes, al pensar que se trataba de un saqueo.
La Policía estatal descartó acciones como parte de las protestas contra el alza al precio de las gasolinas, luego de recibir la notificación del servicio de emergencia 911 para atender un robo a negocio.
No obstante, comercios aledaños bajaron cortinas, incluso con clientes al interior, con el fin de prevenir cualquier saqueo de mercancías.

Comentarios