Vestigios en Atotonilco son basamentos prehispánicos: INAH

2139

 

Pachuca.- Sobre los vestigios encontrados en Atotonilco el Grande, el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Hidalgo Juan José Arias declaró que dicha dependencia realiza tareas de rescate y salvamento arqueológico, mismas que terminan la próxima semana.
“Hace unos meses nos llegó por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para solicitarnos la autorización para que ellos pudieran hacer trabajos de ampliación en esa zona, estos trabajos se autorizaron una vez que el equipo de arqueólogos del centro INAH efectuó visitas de inspección.”
Los arqueólogos se dieron cuenta de que la carretera que cruza el área del tinacal, desde hace muchos años, había partido la zona arqueológica en dos partes, por lo que luego de las inspecciones comisionaron a un especialista para que hiciera las tareas de rescate y/o salvamento en esa zona.
“El área intervenida ya es una que está investigada y en donde ya no hay posible afectación; en la zona donde se hizo la ampliación de la carretera se hicieron los trabajos de protección de los vestigios que quedan bajo la carretera y ahora la tarea que tenemos es la de contactar al propietario de un predio vecino a esta ampliación para que nos permita hacer tareas de registro de monumentos arqueológicos que se encuentran porque son basamentos muy importantes.”
Aun no terminan las investigaciones de ese registro de tipo arqueológico, por lo que todavía desconocen el periodo al que pertenecen los vestigios, la definición podrá tenerse una vez que el propietario del predio dé su autorización para iniciar los trabajos.
Respecto a la cárcel de Metztitlán, dijo que ya tuvieron un acercamiento con la presidencia municipal para que se realicen las tareas pertinentes, en principio con el desalojo de espacios que tienen posibilidad de colapso, la sugerencia es que después puedan destinarse recursos para la rehabilitación del lugar.
La cantidad que tendría que asignarse a la rehabilitación aún es desconocida, ya que, de acuerdo con el delegado, el INAH debe dar un recorrido para conocer los daños y riesgos del sitio y platicar con el ayuntamiento sobre los procesos que deben seguirse.

Comentarios