Vigilan federales casa de Gordillo

388
Gordillo

IRIS VELÁZQUEZ /
AGENCIA REFORMA

Ciudad de México.-

Al menos dos kilómetros a la redonda, elementos de la Policía federal y la Procuraduría General de la República (PGR) vigilaron a Elba Esther Gordillo, quien ayer obtuvo prisión domiciliaria, en Polanco.

A la exlíder magisterial le colocaron una pulsera con GPS en el tobillo, que según fuentes, producirá una alerta si se aleja unos cinco metros de la torre habitacional de 12 pisos donde reside.

Al menos una decena de agentes se ubicaron en calles aledañas, como avenida Campos Elíseos, Aristóteles, Newton y Temístocles.
Algunos uniformados y otros con ropa de civil vigilaron y permanecieron alerta durante la ubicación de Elba Esther.

Hasta las 12 horas de ayer no se tenían registradas visitas autorizadas por la PGR para la reclusa.

Alrededor de las 10:30 horas, Cuauhtémoc Cárdenas entró al edificio, pues es inquilino, y salió media hora después.

Gordillo, arrestada desde 2013, salió a las 2:29 horas de la clínica de las Lomas de Chapultepec. A las 2:38 llegó al departamento ubicado en la calle de Galileo, escoltada por una camioneta y un automóvil de la PGR.

A las 11 horas ingresó una oficial federal, ante la petición de que quien estuviera adentro con la reclusa fuera mujer.

Elementos de la PGR indicaron que la medida ya se tenía prevista, sin embargo, dijo que la demora se debió al papeleo.

La exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fue acusada de delincuencia organizada y lavado por mil 978 millones de pesos.

La prisión domiciliaria la obtuvo el mismo día que el Panal aceptó apoyar al PRI en la elección presidencial del próximo año.

Para analizar 

La prisión domiciliaria la obtuvo el mismo día que el Panal aceptó apoyar al PRI en la elección presidencial del próximo año; le colocaron una pulsera con GPS en el tobillo, que sonará si se aleja a cinco metros de su departamento en Polanco

Dato

Hasta las 12 horas de ayer no se tenían registradas visitas autorizadas por la PGR para la reclusa

Comentarios