Vincula nueva evidencia a PRI Cuajimalpa con grupo criminal

622
Integrantes de la Asamblea de Barrios mantenían en su poder un predio que presuntamente era usado como casa de seguridad
Integrantes de la Asamblea de Barrios mantenían en su poder un predio que presuntamente era usado como casa de seguridad

Ciudad de México. Nuevas evidencias dadas a conocer esta semana revelan los nexos entre trabajadores de Cuajimalpa y los integrantes de la Asamblea de Barrios que mantenían en su poder un predio de la colonia Condesa, Cuauhtémoc, que presuntamente era usado como casa de seguridad.
Un empleado y vehículos de la actual administración de Cuajimalpa, encabezada por Miguel Ángel Salazar Martínez, y de su antecesor Adrián Rubalcava, ambos priistas, arribaban al predio ubicado en las calles Benjamín Hill y Altata. Al menos un vehículo oficial era usado por los invasores, de acuerdo con testimonios, videos y fotografías a las que tuvo acceso el diario Reforma.
El 22 de junio, elementos de la Procuraduría General de Justicia capitalina catearon un edificio ubicado en la colonia Condesa, que fue tomado por 50 miembros de la Asamblea de Barrios hace años. En su interior, encontraron un túnel con tres bóvedas de cinco metros cuadrados con un metro de altura, conectada a la casa aledaña.
Según el comunicado de la procuraduría, en una de las habitaciones localizaron 313 petardos y cohetones, mientras que en el patio y otros dos cuartos del inmueble, nueve motocicletas de cuatro marcas distintas, de las que se investiga la propiedad y su posible relación con alguna averiguación previa por algún hecho delictivo.
La orden de cateo fue emitida por un juez debido a la presunta comisión de delitos al interior del predio, en el que, según las autoridades, también habitaban miembros de la Unión Tepito, por lo que buscaban armas y drogas.
El 15 de diciembre, dos sujetos que transportaban drogas desde Álvaro Obregón llegaron al lugar custodiados por una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Afuera del domicilio se desató una balacera que hirió a un hombre, quien murió posteriormente.
Tras el operativo, el periodista Héctor de Mauleón fue amenazado debido a la información que publicó respecto al tráfico de drogas en la zona y su relación con el predio. A través de su cuenta de Twitter recibió mensajes intimidatorios de parte de esa organización popular.

Comentarios