La violencia en contra de las mujeres tiene trasfondo en las relaciones dominantes de una sociedad, por lo cual es reconocida como violencia de género, es decir, que los hombres la ejercen contra las mujeres por el hecho de serlo y por la posición social que ocupan, condicionada a su vez por roles socialmente predeterminados, donde las mujeres se encuentran subordinadas a la posición dominante de los hombres. Desde 1994 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, reconoce a la violencia como una violación grave a los derechos humanos.

A lo largo de la historia las épocas de crisis, emergencia y disturbios se han asociado con un incremento de la violencia interpersonal, en especial la violencia ejercida contra las mujeres, un claro ejemplo es la actual pandemia por el Covid-19 alrededor del mundo, donde el aislamiento familiar y social, además del acceso limitado a los sistemas de protección, seguridad, redes de apoyo deficientes y el estrés económico, han supuesto cifras elevadas de violencia doméstica, abuso y explotación sexual a nivel mundial, nacional y estatal.

Para el mes de febrero, los casos de violencia de género denunciados en una sola comisaría de policía de China se habían triplicado en comparación con el mismo periodo del 2019, con implementación de las medidas de contención y resguardo domiciliario se ha observado un aumento en las cifras de violencia. Las líneas de ayuda han registrado un aumento del 91 por ciento en Colombia, 60 por ciento en México, 40 en Australia, 30 en Chipre y 20 en Estados Unidos.

La información proporcionada por el informe sobre violencia en contra de las mujeres, incidencia delictiva y llamadas de emergencia al 911 en el periodo enero-junio 2020 de la Secretaría de Seguridad Pública nacional, indica que la incidencia delictiva a nivel nacional es de 153 mil 229 casos, de los cuales 47 mil 660 son contra mujeres, es decir, el 31.1 por ciento del total; 15 por ciento corresponden a lesiones culposas y 9.27 por ciento a delitos que atentan contra la libertad personal.

Por otro lado, se ha observado aumento significativo en las cifras de feminicidio, las cuales fueron de 871 casos en 2018, a 945 para el 2019 y a 473 de enero a junio del año en curso, además de 7 mil 887 delitos de violación. Con respecto al estado de Hidalgo, la asociación civil Seiinac (Servicios de Inclusión Integral y Derechos Humanos AC) ha registrado 30 casos de muertes violentas de mujeres de enero-agosto 2020, ubicando a Pachuca como el lugar 26 de 100 municipios con altos niveles de feminicidio a nivel nacional (tres casos). Con respecto a las cifras de violencia familiar durante el periodo antes mencionado a nivel nacional se han registrado 104 mil 331 casos, mientras que en Hidalgo se han documentado 2 mil 978 delitos observándose un aumento significativo en marzo, cuando comenzó el confinamiento.

Lo anterior evidencia la importancia de implementar estrategias que garanticen el bienestar y la seguridad de las mujeres durante el confinamiento, por lo cual la ONU, en coordinación con los gobiernos de los distintos países, ha puesto en marcha la iniciativa Spotlight “para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas”, iniciativa que cuenta con el financiamiento de 50 millones de euros procedentes de la Unión Europea, las intervenciones sensibilizarán sobre el feminicidio, contribuirán a modificar las normas y actitudes sociales hacia las mujeres, desarrollarán servicios esenciales, accesibles y de calidad para las sobrevivientes de violencia, y producirán datos que sirvan de fundamento a la formulación de políticas y la elaboración de presupuestos en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y México (https:// www.un.org/es/spotlight-initiative).

Sin embargo, siguen siendo indispensables las intervenciones a nivel local; es importante resaltar la existencia de líneas de emergencia como el 911, el trabajo de las instancias gubernamentales como la de la mujer y el trabajo de acompañamiento y asesoría en cuestión de protocolos de seguridad que realizan las asociaciones de la sociedad civil como Seiinac (+52 771 133 60 44, [email protected]) en pro de los derechos humanos y el bienestar y seguridad de las mujeres en tiempos de contingencia.

Comentarios