Violencia política debe ser causa de nulidad: Viggiano

195
Viggiano

Pachuca.-

La violencia política de género debería considerarse causal de nulidad en las elecciones, expresó la diputada federal por Hidalgo Carolina Viggiano Austria.
En entrevista luego de la presentación de la segunda etapa de Pachuca se pinta en la capital del estado, la legisladora federal expresó que desde hace un año incorporó una iniciativa sobre el tema, al igual que algunas otras que están sin resolver. “Ha habido conflicto en considerarlo tipo penal, considerarlo un delito o no, por supuesto que considerarlo delito tiene consecuencias de distinta índole que si simplemente se considera una sanción para los partidos o quien haga la violencia contra una mujer.”
Abundó que los tiempos ya no alcanzan como para hacer una reforma útil para el próximo año, pues existe resistencia de algunos grupos.
“En un tipo penal sí tendríamos que comprobar cada elemento del tipo. Son los hombres los que se pueden resistir, pero no conozco de una organización política que se esté oponiendo directamente.”
Por ello, podría considerarse esa violencia causal de nulidad.
“Para mi debería ser causal de nulidad, la violencia no es un asunto menor, es un asunto grave y creo que a las mujeres, a muchas, les cuesta trabajo incursionar en la política y es fácil violentarlas”, finalizó sobre el tema.

Ridículas acusaciones a los
Moreira

Ante las acusaciones de vínculos de los hermanos Moreira, entre ellos su esposo Rubén con el narcotráfico, Viggiano Austria sostuvo que la información proviene de un documento absurdo y doloso que tienen que revisar para saber qué hay detrás de él.
“Es absolutamente doloso, absolutamente falso, ridículo diría yo, no tiene metodología, no tiene sustento, no tiene solidez, la realidad habla por sí misma, los niveles de seguridad de Coahuila son extraordinarios.”
En días pasados, un estudio de la Universidad de Texas aseguró que el control de los Zetas en Coahuila durante las administraciones de Humberto y Rubén Moreira se extendió hasta los jefes de la Policía municipal, procuradores estatales y federales, centros penitenciarios, sectores de la Policía federal y del Ejército mexicano.

Comentarios