Miembros del consejo editorial de la máxima casa de estudios de la entidad tuvieron la oportunidad de conocer y dialogar con el doctor Miguel León-Portilla acerca de la historia del México antiguo y de esa obra, publicada años atrás por la Universidad Nacional Autónoma de México

En la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) corría el año 2001, dentro del programa editorial el rector, el licenciado Juan Manuel Camacho Bertrán, encargaba al consejo editorial universitario el proyecto Códices del estado de Hidalgo, que debía concluirse con la edición de un libro en gran formato.

El profesor universitario Víctor Manuel Ballesteros García (1952-2005) acudía de manera constante al repositorio de los códices de México del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y también lo hacía a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); en esta última institución tuvimos la oportunidad de conocer y dialogar con el doctor Miguel León-Portilla acerca de la historia del México antiguo y del libro Visión de los vencidos, publicado años atrás por la máxima casa de estudios del país.

La amistad con León-Portilla continuó y en subsecuentes visitas éramos recibidos en el cubículo de ese ilustre universitario, quien cultivó una amistad con el consejo editorial de la UAEH, integrado en esos tiempos por el propio Víctor Manuel Ballesteros García, Rafael Cravioto, Guadalupe Durán Osorio, Juan Marcial Guerrero Rosado y el responsable de ediciones de nuestra máxima casa de estudios de la entidad, Evaristo Luvián Torres.

Llegaba el final de 2001 y el consejo editorial entregaba el libro Códices del estado de Hidalgo, que da cuenta de 23 documentos históricos tales como el códice Xólotl, Huichapan, de Nicolás Flores, tributarios de Mixquiahuala, Xoxoteco, también la historia tolteca chichimeca, la pintura de Zempoala y los anales de Tula, entre otros.

Códices del estado de Hidalgo fue de interés para don Miguel León-Portilla, quien centraba sus investigaciones, en parte, en la interpretación de los códices.

El profesor Rafael Cravioto cada vez que asistía intensificaba el diálogo académico con León-Portilla sobre temas del México antiguo, y en la charla descubríamos cada vez más del ilustre historiador, su sabiduría sobre la vida de los pueblos indígenas y de los estudios que realizó sobre los escritos de Bernardino de Sahagún y la recopilación que hiciera Toribio de Benavente, conocido como Motolinia, así como de su pasión por la lengua náhuatl y la interpretación de documentos antiguos.

A principios de 2005, en la última visita que realizó Víctor Manuel Ballesteros al doctor Miguel León-Portilla en la UNAM, tuve la oportunidad de acompañarlo y hacerle la propuesta, a nombre de la Autónoma de Hidalgo, de reeditar el libro Visión de los vencidos, editado originalmente en 1959, pero esta vez traducido a la lengua hñähñu, que es mantenida viva por los habitantes de las localidades del Valle del Mezquital.

En la primera década del siglo XXI, el libro, que narra los acontecimientos de los indígenas antes y durante la conquista de México, ya había sido traducido en más de 20 idiomas, y se convirtió en el texto de mayor circulación de todos los publicados hasta esa fecha por la Universidad Nacional Autónoma de México; inclusive Visión de los vencidos fue difundido en sistema braille. Finalmente, la propuesta fue aceptada y se iniciaba en la UAEH un nuevo proyecto editorial: la reedición con la traducción al hñähñu incluida.

El consejo editorial de la Autónoma de Hidalgo inició los trámites ante las autoridades de la UNAM con respecto a la cesión de derechos para la impresión, por única vez, de mil ejemplares.

Por su parte, Miguel León-Portilla invitó al profesor Raymundo Isidro Alavez, de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán-UNAM, a participar en el proyecto, toda vez que ese académico, oriundo del Bóxtha Chico, localidad del municipio de San Salvador, Hidalgo, dominaba como lengua madre el hñähñu.

El proyecto duraría varios años, y durante el proceso de edición en 2005 fallecieron Víctor Manuel Ballesteros y Rafael Cravioto Muñoz; sin embargo, el trabajo editorial no se detuvo.

La relación académica de Miguel León-Portilla con la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo se acrecentaba. El 27 de noviembre de 2007, el Honorable Consejo Universitario, en sesión solemne, le otorgó la distinción Doctor Honoris Causa por sus aportaciones como científico social que contribuyó a estudiar, difundir y promover la historia de México.

Por fin, en agosto de 2009 apareció la edición del libro Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la Conquista con traducción al hñähñu, en pasta dura, con tamaño de 20 por 26 centímetros, en papel ahuesado. Aparecen los escudos de las dos instituciones patrocinadoras: la UNAM y la UAEH, y el crédito por la traducción al hñähñu de Raymundo Isidro Alavez.

La presentación de la obra estuvo a cargo del entonces rector de la máxima casa de estudios de la entidad, el cirujano dentista Luis Gil Borja; y la introducción, selección y notas, de Miguel León-Portilla.

En la edición de 2009, el doctor León-Portilla agregó un capítulo al que tituló “Lo que siguió”, al que cito: “Reúno en el testimonio originalmente en náhuatl de quienes consumada la victoria de los hombres de Castilla y describen de variadas formas su triste situación. A pesar no pudieron ser silenciadas sus voces. Los escribanos indígenas transvasaron al papel desde tempranas fechas. Hoy se escuchan también las de otros hombres y mujeres nahuas”.

La edición original de 1959 del libro contiene ilustraciones documentales en las que se describen hechos tales como la ruta de los conquistadores, el Valle de México en 1519 y la interpretación del códice florentino, el lienzo de Tlaxcala, el códice Durán, el códice Vaticano, que contienen temas diversos como cuando los españoles reciben a los mensajeros de Moctezuma, la matanza de Cholula, los españoles funden los presentes en oro, la matanza del Templo Mayor, la huida de los españoles y sus aliados por la calzada de Tlacopan, el asedio desde la ciudad a los bergantines, cabezas de españoles y caballos sacrificados, rendición de los mexicas, visión de la Conquista, suerte de los vencidos y los españoles que son atacados por los mexicanos al huir de Tenochtitlán.

En la versión de 2009, el lector encontrará la traducción de esos temas a la lengua hñähñu, gracias al esfuerzo del maestro hidalguense Raymundo Isidro Alavez, a quien desde estas líneas seguimos reconociendo su interés por conservar, mantener viva y difundir la lengua hñähñu y la cultura de ese pueblo.

León-Portilla trató de interpretar el México antiguo y para ello recurrió a “libros” que, a decir de él, ya se encontraban antes de la llegada de los españoles. En esos libros, los llamados códices, el autor descubrió temas religiosos, históricos, mapas y tributos, y abonó a su información la riqueza que encierran las costumbres y el relato oral de los pueblos indígenas. Llamó en especial la atención a don Miguel León-Portilla lo que los indígenas consideraban como ideas cósmicas y astrológicas, también la perfección del calendario que daba cuenta de la visión del mundo mexica.

Sin duda, este libro Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la Conquista da la posibilidad de conocer más acerca del México antiguo. Su lectura será siempre recomendada para aquellos mexicanos que desean conocer de su origen e identidad, pero sobre todo de la vida de los pueblos indígenas y su concepción del mundo y la visión de los vencidos, que nunca fueron doblegados.

Hoy, a más de 500 años de aquellos sucesos, nuestros pueblos mantienen vivas su lengua, tradiciones, costumbres y sus culturas, que no morirán, porque México es grande, como grandes son sus indígenas.

Descanse en paz el maestro Miguel León-Portilla (22 de febrero de 1926-primero de octubre de 2019), sabio historiador mexicano. Sus ideas no mueren, seguirán presentes en el debate académico.

Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

Comentarios