Hay temas interesantes a destacar de la visita de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a EU el pasado miércoles, el más importante es el respeto que dejó ver el presidente de Estados Unidos al de México, y el presidente Andrés Manuel fue muy enfático en exigirlo, para ello hizo gala de sus conocimientos de historia y citó a tres presidentes de EU, en tres periodos distintos: “Benito Juárez García, pudo, como usted lo mencionó, entenderse con el gran presidente republicano Abraham Lincoln. Recordemos que este gran líder histórico estadunidense, el impulsor de la abolición de la esclavitud”, “lo mismo sucedió con la espléndida relación que mantuvieron, a pesar de las circunstancias difíciles, el presidente demócrata Franklin Delano Roosevelt y nuestro presidente patriota, el general Lázaro Cárdenas del Río”, para finalmente destacar: “Pero lo que más aprecio, es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. En vez de la doctrina Monroe, usted ha seguido, en nuestro caso, el sabio consejo del ilustre y prudente George Washington, quien advertía que ‘las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”, este mensaje fue claro, pues, las exigencias del gobierno norteamericano en temas como la migración no han sido de igual a igual, por tanto, en el discurso el presidente de México, de manera muy diplomática y conciliadora pidió respeto, sin importar que no estamos tan desarrollados, económicamente hablando como EU.

Otro punto que destacó del mensaje de AMLO es que igual que otros presidentes, ante un tratado con dos países industrializados, lo único que se puede ofrecer es la mano de obra “Por ejemplo, México tiene algo sumamente valioso para hacer efectiva y potenciar la integración económica y comercial de la región; me refiero a su joven, creativa y responsable fuerza laboral”. En ese sentido, no hemos avanzado o por lo menos no se conoce que está haciendo el gobierno de la 4T para lograr que este país pase de ser maquilador a generar industria, este es el reto que sigue pendiente.

Pero lo interesante de este encuentro, también fue el discurso del presidente Donald Trump, quien de entrada también cuidó su mensaje y fue de mucho respeto, pasaron los migrantes mexicanos de ser flojos a ser grandes comerciantes y a compartir cultura con los norteamericanos. Pero además, el presidente de EU dejó ver que está muy contento con el gobierno de la 4T, pues ha “colaborado” en temas como: migración, narcotráfico y actualmente, contra el Covid-19.

En el primer punto, Donald Trump agradeció el papel del gobierno mexicano en el tema de la migración, como sabemos EU condicionó a México a no dejar pasar migrantes a ese país vecino, de lo contrario abría sanciones económicas, en este sentido el gobierno mexicano ha cumplido, en consecuencia, Trump felicitó a AMLO por su trabajo, principalmente, en la frontera sur.

Además de esto, el presidente de EU destacó la colaboración de México en el tema del combate a los cárteles y a la venta de estupefacientes, en este contexto, estoy segura que pronto tendremos una aprehensión de uno de estos líderes, y poder así cumplir con las exigencias norteamericanas.

Por último, Donald Trump dejó ver la colaboración y compra de respiradores para los enfermos del Covid-19 en México, este presidente señaló que en Estados Unidos están fabricando más, lo cual es claro que se hará una importante compra de ellos en un futuro.

En general, lo que se jugó en esta reunión además de felicitar al gobierno mexicano por la colaboración con la migración y con el combate al narcotráfico, es apoyar la popularidad de Donald Trump para su reelección, con esta reunión es claro que quiere el voto latino. En este sentido el presidente de EU en su mensaje, cuidó no ser incongruente con sus promesas de su primer campaña, pues ha logrado detener el flujo migratorio, pero ahora quedó claro que los mexicanos que viven en este país vecino son gente productiva y que además llenan de colores a este país. Por tanto, AMLO también fue a darle el apoyo a Trump para su campaña, y creo que es muy pertinente esta jugada política, pues con este gesto, si se reelige este presidente podrán darse mejores relaciones diplomáticas entre México-EU.

Por lo tanto, como lo dijo López Obrador, este éxito en la diplomacia no se lo esperaban sus críticos y/o enemigos, calló bocas cuando se le comparó con el presidente de Venezuela. Con la visita de ayer y el discurso de ambos presidentes quedó claro que el gobierno de Obrador a sus dos años sigue tan fuerte como cuando inició, pero además ahora con el respeto del gobierno de EU.

Comentarios