Viva la Matria, viva México

593
Arturo Moreno Baños

México tiene un sinfín de historias que contar acerca de su pasado, lleno de personajes que de una forma u otra construyeron las bases de lo que hoy es este maravilloso país.
Esta nación es lo que es hoy gracias a su historia, gracias a todos esos personajes que realizaron hazañas heroicas o que decidieron sobresalir e ir en contra de las reglas, uno de esos personajes: Antolín Jiménez Gamas.
Aunque su historia podría sonar a ciencia ficción, este personaje, desconocido para muchos, creó un ejército con más de 150 mil charros que estaban dispuestos a defender a México en caso de que los nazis decidieran invadir durante la segunda Guerra Mundial.
La segunda Guerra Mundial fue un suceso que conmocionó al mundo, el conflicto militar se desarrolló entre 1939 y 1945, y se vieron implicadas la mayor parte de las naciones, incluidas las grandes potencias. Fue la guerra más grande de la historia, y fue marcada por hechos de importante repercusión histórica como el Holocausto o el uso de armas nucleares en conflictos militares. Este suceso es considerado uno de los más mortíferos en la historia de la humanidad, pues dejó entre 50 y 70 millones de víctimas.
El conflicto comenzó en 1939, con la invasión de Alemania a Polonia, y poco a poco se fue expandiendo, y Antolín Jiménez, presidente de la Asociación Nacional de Charros, decidió crear un ejército en caso de que la invasión llegará a México, el cual se llamó Legión de Guerrilleros Mexicanos.
Cabe destacar que hace algún tiempo se realizó un documental titulado Matria, basado en la vida de este personaje, dirigido por el artista visual Fernando Llanos, nieto de Antolín, y quien decidió contar su historia desconocida, basándose en documentos que encontró en los archivos pertenecientes a su abuelo, utilizando fotografías, panfletos e incluso testimonios de su propia familia.
El artista plástico Fernando Llanos presenta su primer documental Matria (“La historia es tu mejor herencia”), donde explora la vida de su abuelo, un tabasqueño que peleó al lado de Pancho Villa en la Revolución mexicana, después de la rebelión empezó su carrera política hasta formar en 1942 un grupo de charros que pretendían enfrentar una posible invasión nazi en México.
En conferencia de prensa realizada en la Cineteca Nacional, Llanos explicó el origen del nombre del documental, “en una revisión de la historia de la charrería encontré que usan la frase ‘la matria de los charros’, así que opté en usar esa palabra, después encontré que el concepto era usado por Virginia Woolf”.
El director inicia la película con una incógnita, nunca conoció a su abuelo materno Antolín Jiménez, solo sabe que es una leyenda, se hizo de la nada, siendo un joven se unió a las filas rebeldes, después escaló para ser diputado federal y tener su propia y exitosa editorial de libros.
En los archivos de Antolín de una vieja casa de la colonia Clavería, el realizador descubre una serie de documentos, recortes de periódicos, fotografías y objetos cuidadosamente fechados, una historia del éxito. El revolucionario se convirtió en masón, gracias a la logia pudo crear una red de contactos para escalar políticamente, fundador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó durante décadas México y después regresó al poder que tal vez nunca dejó.
Fue amigo de presidentes como Lázaro Cárdenas, aficionado a la charrería, en 1942 formó La Legión de Guerrilleros Mexicanos, que buscaba hacer frente a los tanques alemanes que pudieran llegar a las costas mexicanas. Pero pronto descubrirá un secreto que celosamente se guardaba la familia, esto provoca que incluso presiones familiares sobre la mamá del director, lo que todos pensaban que sería un homenaje para el patriarca de la familia revelará una historia negra, en un paralelismo de la historia oficial de México y la historia oculta.
Fernando Llanos es un artista conceptual y tardó casi cuatro años en realizar el documental, pero gracias al apoyo del Festival Internacional de Cine de Morelia, además del documental, se hizo un libro y se prepara una exposición sobre la vida de Antolín Jiménez. Matria es el trabajo de un personaje, que surgió con la Revolución mexicana, que fue uno de los encargados de levantar el país tras su sangriento conflicto, para logar el llamado milagro económico.
Sin ser panfletario el documental hará reflexionar al espectador sobre el rumbo que ha tomado el país, los absurdos del poder y el surgimiento de la clase política con el PRI, el cual sigue gobernando. Sobre lo que es la tradición, si estamos condenados a tomar las decisiones de nuestros antepasados quienes se justificaban con la frase “todo por la patria”, y así forjaron el país. La película cuenta con una excelente banda sonora destacando una canción de Lila Downs, y los españoles de La Polla Records. La yuxtaposición de imágenes entre lo moderno y lo tradicional, fotografías que retratan el otrora pasado glorioso con la decadencia del ahora, los antiguos lemas enmohecidos, los títulos de grado desempolvados, un choque entre el México que fue y lo que es.
El estreno del documental aprovecha las fechas patrias de este mes, solamente con 10 copias lamentablemente, ya que seguro este filme promete mucho. Solo el centro del país contará con esta muestra, una de ellas en la Cineteca Nacional, pues a decir del director las copias son muy caras, aun siendo digitales.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorVecinos desmienten a la SOPOT por ampliación de drenes
Artículo siguienteRafael Moreno Valle se placea en Mineral de la Reforma
Edad: Sin - cuenta. Estatura: Uno sesenta y pico. Sexo: A veces, intenso pero seguro. Profesión: Historiador, divulgador, escritor e investigador que se encontró con la historia o la historia se encontró con él. Egresado de la facultad de filosofía y letras de la UNAM, estudió historia eslava en la Universidad de San Petersburgo, Rusia. Autor del cuento "Juárez sin bronce" ganador a nivel nacional en el bicentenario del natalicio del prócer. A pesar de no ser políglota como Carlos V sabe ruso, francés, inglés y español.