La madrugada de ayer no sabíamos lo que había pasado. Intuíamos que era grave dada la potencia del movimiento telúrico: magnitud 8.2 grados en la escala de Richter. Pero ya hoy, durante el cierre de esta edición, tuvimos una idea más cercana sobre la dimensión de los daños provocados por el fenómeno. Fueron 61 muertos, la mayoría de ellos localizados en Oaxaca, 36 en Juchitán, que fue la ciudad más afectada por el sismo ocurrido cerca de la medianoche del jueves y donde, según el presidente Enrique Peña, una de cada tres casas se derrumbó o quedó inhabitable. Las demás víctimas pertenecen a los estados de Chiapas (12) y Tabasco (cuatro), además de 300 personas heridas, 7 mil inmuebles dañados, mil de ellos totalmente destruidos. Fue un desastre, sin exagerar. Aunque no era para menos, se trata del temblor de mayor magnitud en los últimos 100 años. En Hidalgo afortunadamente no hubo nada qué lamentar. Según el titular de Protección Civil estatal Miguel García Conde, el temblor registrado la noche del jueves no provocó ni un rasguño en la entidad y más bien pidió enfocarnos en prevenir los efectos de la entrada del huracaán Katia, que esta madrugada tocaría Veracruz y traería lluvias importantes para nuestra entidad. La alerta está puesta ante la llegada de Katia, un huracán que anoche tocó Cuba con un rango de categoría cinco, lo que quiere decir que era muy peligroso. Se trata de dos fenómenos naturales que castigaron al país pero que nos recuerdan dos cosas: nuestra vulnerabilidad como habitantes de un planeta inestable y la ineludible necesidad de estar preparados ante tales fenómenos naturales. Por lo pronto, este fin de semana será una prueba para resistir el embate del huracán Katia. De filón. En Mineral de la Reforma le aguadaron la celebración de su informe al alcalde Raúl Camacho Baños. Resulta que en las inmediaciones de la sede, simpatizantes del dirigente de comerciantes César Lemus se manifestaron; exigen que la alcaldía construya un mercado en el populoso fraccionamiento Los Tuzos… pero en un lugar reservado para áreas verdes.

Comentarios