Las diferencias entre las ligas varonil y femenil en México son abismales, principalmente en el tema de los salarios

YESSENIA MENDOZA RAMÍREZ*
Pachuca.- A poco más de un año de la creación de la Liga Mx Femenil y pese al éxito, existen enormes diferencias con la Liga varonil.

La Liga Mx Femenil en México sigue rompiendo barreras. La primera y segunda temporada concluyeron de manera exitosa, de tal manera que pueden presumir de tener el récord mundial de asistencia en un partido oficial de futbol entre mujeres.

futbol femenil

Lo anterior, gracias a los 38 mil 230 fanáticos que estuvieron en el estadio Universitario para el duelo regio entre Tigres y Monterrey el 28 de abril de 2018, con lo que fue rebasada la marca que tenían el Manchester City y Birmingham City en Inglaterra con 35 mil 271 espectadores. Incluso televisoras apostaron por transmitir algunos encuentros.

A pesar de ello, las diferencias entre las ligas varonil y femenil en México son abismales, principalmente en el tema de los salarios, pues hasta ahora vivir del futbol para una mujer resulta un objetivo inalcanzable.

futbol femenil

Los retos del balompié

Las mujeres futbolistas de la Liga Mx Femenil enfrentan retos, dificultades y carencias importantes. La primera es la falta de una estructura sólida que las visualice desde temprana edad a través de las fuerzas básicas, que son aún inexistentes.

“A los niños los mandan desde chiquitos y los papás hacen todo el esfuerzo porque saben que hay una oportunidad real de dedicarse a esto y poder ganar mucho dinero o elevar sus estatus económico y social. Con las mujeres es diferente, la gente no apoya; creo que en ese sentido hay problema para que se dediquen de lleno al futbol”, mencionó Alejandría Godínez, portera de las Tuzas.futbol femenil

De la misma manera, la ausencia de una afición y los pocos espacios en las televisoras son retos que enfrentan durante la competencia. Marion Reimers, periodista mexicana, es firme al decir que el tema “tiene que ver con el compromiso de las directivas. Quien tiene el capital domina el mercado”.

Otra de las carencias que más impacta y afecta de manera sustancial a la futbolista es la ausencia de un salario sólido que le permita vivir del balompié. Quienes juegan actualmente, en su mayoría, son jóvenes menores de 23 años que perciben un “apoyo” económico por formación deportiva en lugar de un salario; “actualmente el problema es que no puedes vivir de esto, que tienes que estar combinando los estudios o el trabajo con el futbol profesional”, puntualizó Kenia Téllez, futbolista de Toluca.

futbol femenil

Ante ese panorama, resulta necesario que la afición las apoye y las empresas inviertan en ellas para que la Liga Mx Femenil sea rentable; “lo que falta es que la gente empiece a apoyar, que empiece a ir a los partidos y que compre las playeras… porque al final del día los clubes son un negocio y creo que esa es una razón por la que el pago aún no sube; también nosotras debemos traer un ingreso al club”, explicó Alejandría Godínez.

Un caso particular: la llegada de la Liga Mx

El futbol femenil en México no nació hoy. Las primeras jugadoras que marcaron la historia iniciaron alrededor de las décadas de 1950 y 1960, pero fue hasta hace poco más de un año que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) brindó apoyo en la categoría amateur, donde hubo futbolistas de entre 13 y 16 años.

Tuvieron que pasar casi dos décadas para que en México fuera anunciado el arranque de un proyecto prometedor: la Liga Mx Femenil, es decir, el inicio del futbol profesional de mujeres.

futbol femenil

A partir de entonces, cada equipo de la primera división se comprometió a dar respaldo a un conjunto femenil. Después de tanta incertidumbre, en un camino largo y lleno de trabas, el 28 de julio de 2017 fue un día histórico para México, pues por fin el país decidió
apostar por una Liga profesional de futbol de mujeres.

Pero el camino no ha sido nada fácil, y la directora técnica de las Tuzas Eva Espejo lo sabe: “(La Liga) ha tenido tanta repercusión en algunos lados, con ciertos medios, que empezamos a tratar de exigir a las mujeres lo que a los hombres, y es difícil, porque ellos llevan más de 100 años consolidando su Liga”.

futbol femenil

Sin embargo, la discriminación persiste, ya que la falta de interés hacia el futbol femenil no ha permitido que las jugadoras puedan vivir de ello; “mi generación luchó por el derecho a jugar, esa batalla prácticamente ya se ganó, ahora es una batalla por poder vivir del futbol, tanto como jugadoras como entrenadoras, árbitras y demás”, afirmó Andrea Rodebaugh, directora técnica de Xolos Femenil.

futbol femenil

Mi generación luchó por el derecho a jugar, esa batalla prácticamente ya se ganó, ahora es una batalla por poder vivir del futbol, tanto como jugadoras como entrenadoras

Andrea Rodebaugh
DT de Xolos Femenil

Comentarios