Huejutla.- Por la tarde familias como la de Margarito Hernández llenaron uno de los panteones de Huejutla, donde más tarde las velas al ánima iluminaron el centro del corazón huasteco.

Desde muy temprano en una de las principales arterias que dan al centro de Huejutla se podía observar un mercado ambulante, desde objetos para el hogar, ropa y hasta delicioso zacahuil a 20 pesos el plato o enchiladas verdes, de tomate y chile seco a ocho por 10 pesos.

Era 2 de noviembre, el día que los difuntos visitan la tierra para convivir con sus pares y que el municipio y la región Huasteca celebran con especial fervor.

Cuesta arriba, unos 10 minutos a pie partiendo de la plaza principal se encuentra el panteón municipal.

Al mediodía hay misa, y al lugar arriban cientos de personas a visitar a sus muertos con comida, música y un amor muy peculiar a la muerte.

Margarito Hernández va junto con su esposa y sus hijos a dejar flores a su abuela, prepara un arco de palma y flor de cempasúchil que tradicionalmente adornan también con máscaras de madera, figurillas de barro y pan.

Las familias que abarrotan el camposanto truenan cohetes, desde los más fuertes hasta lucesillas sobre las tumbas; cargan cervezas, hielos y una que otra botella.

Ofrecen a los visitantes tamales, bocoles y enchiladas, los vivos por ahora se dedican a compartir y recordar, también con canciones, con banda de viento a 50 pesos la canción o con mariachi a tres por 200.

Por la noche, en la plaza Revolución de Huejutla al pie del reloj, a punto de encender las 2017 velas al ánima sola, los espectadores rechiflan y abuchean ante el retraso inminente, esperan al gobernador para el acto oficial.

Una hora más tarde de lo predispuesto encienden las velas, despiden a las ánimas que estuvieron por momentos entre los vivos y las invitan a volver en una nueva vuelta al Sol.

El espectáculo visualmente asombroso, mantiene a la plaza principal llena de luz que acompañan en el cielo los fuegos artificiales.

Por ahora es momento de dejar partir a los seres queridos que se adelantaron y esperarlos en el Xantolo de 2018.

Tradición

  • Por la tarde
    familias enteras visitan el panteón municipal para convivir con sus familiares que ya no se encuentran con ellos; en la plaza Revolución de Huejutla al pie del reloj se encendieron 2017 velas al ánima sola

Comentarios