Xóchitl Gálvez, contrastes

464
CARLOS SEVILLA

En los últimos días de noviembre del año 2000 se anunció que la hidalguense Xóchitl Gálvez fue designada titular de la oficina para el desarrollo de los pueblos indígenas de la presidencia de la República. Inició sus funciones el primero de diciembre en el gabinete del área de desarrollo humano. Vicente Fox difundió el nombramiento.

Nacida el 22 de febrero de 1963 en el municipio de Francisco I Madero, en una primera entrevista hizo el compromiso de trabajar por el bien del país y, fundamentalmente para atender necesidades, anhelos, reclamos y demandas de todos los grupos indígenas de la nación.

De ahí en adelante adquirió notoriedad, con mayor identificación en su estado.
En numerosas ocasiones mostró que sabía llamar al pan, pan, y al vino, vino, con un lenguaje poco sutil, y sí directo, y hasta en ciertas ocasiones “demasiado fuerte”.

Era hija de padres campesinos, oriundos de la región del Valle del Mezquital. Estudió ingeniería en computación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1992 fundó la consultoría High Tech Services, especializada en proyectos de alta tecnología como edificios y áreas inteligentes.

En 1995 creó la Fundación Porvenir en apoyo a niños con problemas de desnutrición en zonas indígenas.

Sus continuas apariciones en la entidad le crearon un ambiente favorable para ser candidata a gobernadora en febrero de 2010, del PAN, PRD y Convergencia, en la coalición Hidalgo nos Une.

En su campaña se identificó con grupos ciudadanos por sus expresiones coloquiales y, además, su permanente crítica de las formas de gobierno del estado, aunque de tanto insistir en estas manifestaciones oratorias, fue perdiendo cierta credibilidad.
En la elección quedó en segundo lugar.

Después promovió acciones con instancias electorales, en la intención de que se modificaran resultados de los comicios, lo que finalmente no procedió.

Dos años más tarde pretendió una senaduría y ocupó el tercer lugar en el número de sufragios a su favor.

Más adelante, en 2015, fue delegada en la Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.
Su gestión no estuvo exenta de algunos sobresaltos, pero salió airosa.

Finalmente fue aspirante a una senaduría plurinominal por el Frente.

Alguna ocasión, el periodista Ciro Gómez Leyva proyectó un video en donde aparecía Xóchitl Gálvez en una no bien lograda caracterización de Andrés Manuel López Obrador. No tuvo dividendos en popularidad, aunque ella celebró con su conocido humor lo que había presentado.

Incluso llegó a declarar que ella no necesitaba de padrinos.

Una radiografía de la controvertida política la había ofrecido su hermana, maestra Eréndira.
Apuntó que Xóchitl era penúltima de un matrimonio integrado por el profesor rural Heladio Gálvez Cruz y Bertha Ruiz López que procreó cinco hijos.

“Tuvo una niñez normal y, aunque con muchas carencias y necesidades, vivió en un ambiente de honestidad, honradez, humildad y, sobre todo, de respeto y compromiso con la gente más desprotegida.”

Posterior a su incursión por la gubernatura de Hidalgo, la presencia de Xóchitl se fue diluyendo, aunque no del todo, porque sus intervenciones como delegada y su manifiesta oposición a Morena, sobre todo en este año, para nada le ayudó.

Xóchitl Gálvez

Comentarios